Casi el 60% de los españoles desecha los productos caducados, mientras que más de un 20% los consume a pesar de haberse cumplido la fecha de caducidad. Más de un 19% de los consumidores de este país optan por una u otra opción dependiendo del tipo de producto del que se trate. Estas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado un estudio, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, acerca de los hábitos de los consumidores con respecto a los productos alimenticios caducados.

¿Cuáles son los productos cuya fecha de caducidad está más controlada por los consumidores españoles?, ¿qué influencia ejerce la actual crisis económica sobre los hábitos de los consumidores a la hora de tirar ciertos productos caducados o consumir otros, también caducados? A estas y otras cuestiones pretende responder el último estudio que ha elaborado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Este estudio afirma que los consumidores españoles otorgan una importancia considerable a la fecha de caducidad de los alimentos; un 85% de los españoles comprueba la fecha de caducidad cuando adquiere alimentos. Este dato implica que para un porcentaje muy bajo de consumidores, la información referente a la caducidad es irrelevante (un 2,2%).

Los lácteos son los productos alimenticios cuyas fechas de caducidad más preocupan a los consumidores españoles, en concreto a un porcentaje muy significativo, un 42,1%. Las etiquetas de caducidad de carnes, pescados y frutas, todos ellos productos frescos, son las que ocupan el segundo lugar en lo que se refiere a la atención del consumidor: Un 24,5% de los consumidores controlan las fechas de caducidad de este tipo de alimentos. Las fechas de caducidad de las galletas, las conservas o las pastas albergan la atención del 10% de los consumidores.

Las conclusiones más relevantes de este estudio elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente son aquellas que hacen referencia al desecho de los productos caducados: El 59,2% de los consumidores tira los productos que ya han caducado; el 20,7% los consume a pesar de estar caducados unos días; el 19,5% consume o tira los productos caducados según el tipo de producto que sea. 

El estudio ahonda en estos datos y revela que los alimentos más consumidos una vez cumplida la fecha de caducidad son los yogures, con un 78,8%, las pastas y los arroces, con un 16,4%, la leche y los batidos, con un 12,6%, las galletas y los dulces, con un 12,1%, y las conservas, con un 11,4%; los productos frescos como la carne, el pescado o la fruta son los que menos consumen los españoles una vez caducados, con un 57,7%. Las conservas (26,7%), la leche y los batidos (24,5%), las conservas (26,7%) o los embutidos (12,3%) son otros de los productos que no se suelen consumir una vez caducados.

Estos datos guardan una relación indudable con la actual crisis económica que sufre occidente y que los hogares españoles sufren, ya que más del 40% de los españoles ha señalado que desecha menos alimentos, y más de un 13% ha declarado que reutiliza más algunos productos como el aceite, uniéndose así al 25% de españoles que ya tenía por costumbre reutilizar el aceite antes de la crisis.

En la actualidad existen superficies comerciales que venden a mitad de precio los productos con fechas de caducidad próximas al cumplimiento: Casi un 55% de los encuestados afirma que los compraría.

Ampliar las fechas de caducidad en algunos productos es una de las opciones planteadas por el Parlamento Europeo; más del 75% del panel con el que se ha elaborado este estudio cree que es una medida acertada que debería de aplicarse, ya que se reduciría la cantidad de alimentos en buen estado que se desperdician al cabo del año. 

Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable