A pesar de que en España todavía no se han tomado medidas contra de los cultivos transgénicos, como ya se ha hecho en otros países comunitarios como Francia, Luxemburgo o Polonia, los consumidores españoles demandan cada vez más productos alimenticios ecológicos. Los alimentos ecológicos son aquellos que se obtienen de cultivos que respetan la biodiversidad del ambiente y la fertilidad natural del suelo. Es por ello por lo que según la normativa europea, estos cultivos no deben ser tratados con productos fitosanitarios que propicien la síntesis de especies.

La preocupación por la salud y por seguir una dieta sana y equilibrada ha provocado que cada vez existan más personas interesadas en el consumo de este tipo de productos naturales. Esa preocupación se está transformando paulatinamente en un aumento de la producción y del mercado ecológico en España

Los productos ecológicos no sólo se comercializan en las grandes superficies o pequeñas tiendas de ultramarinos especializadas en ello; ahora, y en respuesta a las nuevas necesidades de los consumidores españoles -tan fieles a su cita semanal o mensual en el restaurante-, comienzan a implantarse los denominados como restaurantes ecológicos, es decir, locales en los que el comensal disfruta de platos elaborados con productos ecológicos: La cocina ecológica comienza a tomar protagonismo en el canal Horeca.

Hace ya algunos años que se creó el Certificado de Comercio Ecológico en España con el objetivo de garantizar al consumidor el tratamiento natural del producto desde su siembra o producción hasta su recolección y venta. Esta garantía se ha extrapolado al canal Horeca con el Sello de Restauración Ecológica CAAE, que garantiza al comensal que los menús elaborados en los restaurantes que ostenten este certificado están elaborados y tratados de manera determinada y con al menos un 95% de alimentos ecológicos.

Este Sello de Restauración Ecológica no es fácil de obtener: Los alimentos ecológicos deben ser conservados, manipulados y almacenados según unos criterios o normas preestablecidas, como por ejemplo la separación física de los alimentos ecológicos de los no ecológicos, lo que conlleva la creación de zonas de conservación separadas para evitar confusiones. Persiguiendo ese mismo objetivo, evitar la confusión, este certificado ecológico específico del canal Horeca no permite la oferta del mismo plato en versión ecológica y convencional durante una misma jornada.

Países como Holanda o Alemania han asumido que existe una demanda creciente de alimentos ecológicos, naturales.  En España cada vez son más los restaurantes que apuestan por la oferta de platos ecológicos, más naturales y artesanales, carentes de elementos químicos; lo ecológico está empezando a marcar tendencia. 

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.