El Gobierno de Argentina finalmente presentó un plan coherente que busca flexibilizar las exportaciones de carne vacuna. Este nuevo plan se centra tanto en 2022 como en 2023. Así se declaró en una reunión de las máximas responsables de la industria de campo argentina.

Julián Domínguez, ministro de ganadería, agricultura y pesca en argentina, aseguró que la apertura será total para las vacas de categorías D, E y F.

Días antes de que se produjera el famoso cepo a la carne, fue presentada esta serie de medidas a los representantes agropecuarios más importantes.

No obstante, los siete cortes asegurados para el mercado nacional (tapa de asado, asado, falda, nalga, matambre y vacío) seguirán sin poder ser exportados.

Según el presidente, esto ayudará a proteger la cadena de producción y aumentar la disponibilidad de carne para todos los argentinos.

Hay previstos también unos 985 millones de dólares (100 mil millones de pesos) que se darán como estímulo para la producción. Todo con una tasa subsidiada del siete por ciento.

Habrá una mezcla de financiamiento provincial y nacional, indicó Domínguez.

Abastecimiento interno y aparatos de control para las exportaciones de carne

Como con todas las medidas, será necesario tener un seguimiento cercano de que se cumplan. Para eso estará el Consejo Consultivo, que estará integrado por el Coninagro, Federación agraria, Consejo Federal agropecuario, Confederaciones Rurales Argentinas y la Sociedad Rural Argentina, y más.

Se impulsará también el aumento de faena de 250kg para la exportación y 210kg a nivel nacional. Los datos oficiales luego servirán para medir el aumento del peso de la carne faenada.

Y, para terminar, Domínguez dijo que habló con frigoríficos para abastecer con 20 mil toneladas de carne a los argentinos en navidad y año nuevo, todo a precios reducidos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable