La Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) celebró su asamblea anual bajo el lema “Time to Refresh”. Así, los representantes de las empresas del sector analizaron la recuperación pos COVID y las perspectivas y retos futuros. La meta es avanzar hacia un crecimiento sostenible, ético y responsable con las personas y el entorno. En tanto, pronosticaron un cierre de año con un crecimiento de la venta de refrescos del 5%. El optimismo se debe a la recuperación del consumo en el segundo semestre de 2021.

Balance optimista del sector de bebidas refrescantes

Las empresas del sector de bebidas refrescantes se reunieron en su asamblea anual bajo el lema “Time to Refresh”. Retomó el formato presencial, un impulso más para las previsiones optimistas del cierre del año. Reunió directivos de empresas de refrescos y otras relacionadas con el sector, empresas y organizaciones de la cadena alimentaria y representantes de la Administración.

La presidenta de la Asociación, Sara de Pablos, expresó su expectativa de que el encuentro «marque el inicio de una nueva etapa. Nos movemos en un contexto complejo, con un marco regulatorio exigente para el sector. Estamos saliendo de la crisis provocada por la pandemia, donde el impacto en la hostelería nos ha afectado especialmente, pero somos un sector resiliente, comprometido y con un amplia variedad de productos que están presentes en los momentos de celebrar y socializar”.

Según se evaluó, hubo una recuperación del consumo, especialmente en el segundo semestre de 2021. El crecimiento de la venta de refrescos se estima en un 5% respecto al año anterior.

El sector y los ODS

Además, con la mirada puesta en el crecimiento sostenible, durante el encuentro se presentó el informe “Las bebidas refrescantes y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.  De los 17 ODS, 11 coinciden con actividades a las que el sector puede contribuir.

El  documento fue elaborado en colaboración con el Instituto Cerdà. Allí se difunden ejemplos de buenas prácticas y nuevos compromisos.

Algunas de las previsiones en sostenibilidad son:

  • Para 2025, al menos el 50% de las bebidas refrescantes serán bajas o sin calorías.
  • 100% de la energía utilizada procederá de fuentes renovables.
  • 50% de envases de plástico PET serán de material reciclado.
  • Se reducirán en un 30% las emisiones de carbono para el año 2030.

En tanto, en igualdad de género, se adelantó que en 2025 el 40% de los puestos directivos estarán ocupados por mujeres.

La venta de refrescos pos COVID

El sector analizó las tendencias en consumo y venta de refrescos pos COVID así como las perspectivas futuras. Sus conclusiones fueron:

  • Las ventas de refrescos que más crecen son las bebidas light, sabores cítricos y bebidas para deportistas. También se da en todos los sabores, especialmente bebidas cola sin azúcar y sin calorías. Su crecimiento fue del 27% respecto de 2020.
  • Bebidas refrescantes bajas o sin calorías ganan una cuota de mercado cada vez mayor.
  • En general, la mayoría de las categorías evolucionó positivamente. Por ejemplo, la venta de refrescos de limón aumentó 18%. También las  energéticas (22%), bebidas para deportistas (9%), refrescos de naranja (8,7%) y  de té con un 5,6%.

Para los participantes del encuentro, en la reactivación jugó un papel clave el sector de hostelería y turismo. De hecho, ANFABRA participó en la campaña «Juntos con la Hostelería», una plataforma de apoyo a estos establecimientos que fueron de los más afectados por la pandemia.

Los empresarios evaluaron otros factores que ayudan a esta recuperación. Por ejemplo, el avance en la vacunación. Esto, unido a las buenas temperaturas del verano y del otoño, que reactivó la demanda de refrescos.

Ante consumidores que demandan cada vez más estos productos, la industria amplía la oferta con nuevos sabores y opciones para elegir.

La industria del refresco en cifras

La venta de refrescos representa 4.400 millones de euros anuales de facturación por el consumo de 40 millones de personas.

Según datos de ANFABRA, estas empresas invierten anualmente 350 millones de euros y generan 71.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos. De hecho, por cada empleo creado en la industria de refrescos se generan 7 de manera indirecta.

El consumo de bebidas refrescantes en España forma parte del etilo de vida mediterráneo. Su consumo es equilibrado, ya que representan solo el 2,1% de las calorías diarias totales ingeridas por los españoles.

Por otra parte, su crecimiento está relacionado con muchas otras ramas de actividad, como la agricultura, vidrio, aluminio, plástico y acero  e industria de envases y embalajes.

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.