La organización agraria Asaja Extremadura estimó que la superficie de arroz se reducirá drásticamente. Se debe a las restricciones de agua del Canal de Orellana. También, a la sequía que afecta la Comunidad Autónoma. En tanto, la Confederación Hidrográfica del Guadiana comunicó los municipios en situación de sequía prolongada, emergencia, alerta y prealerta de escasez de agua y las medidas generales y particulares a tomar en cada caso. Por otra parte, APAG Extremadura Asaja reclamó a la Junta de Extremadura la formación de una mesa de la sequía.

Sequía y restricciones podrían llevar a la reducción de la superficie de arroz, otros cultivos y ganadería

Según el presidente de Asaja Extremadura, la superficie de arroz se reducirá de forma drástica este año en la comunidad autónoma debido a las actuales restricciones de agua.

Ángel García Blanco manifestó que la limitación del riego respecto al canal de Orellana podría reducir a solo un 22% de la superficie que abastece. Así, afectará principalmente cultivos como arroz y tomate. En su opinión, las restricciones suponen un riesgo para el mantenimiento de los cultivos aun cuando lloviera.

En el caso del cereal, los cultivos ya empiezan a necesitar agua. Los pastos de ganadería también se necesitan las lluvias para que el ganado cuente con alimentación natural.

En concreto, las limitaciones al canal de Orellana afectarán unas 65.000 hectáreas y 6.000 agricultores.

Reclamos y propuestas de Asaja Extremadura

La organización Asaja Extremadura expresó sus reclamos pero también realizó propuestas para evitar la reducción de superficie de arroz. También, que la falta de agua afecte otros cultivos y actividades agropecuarias.

Por una parte, el presidente García Blanco expresó que esperaba una rápida respuesta tanto por parte de Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) como de la Junta de Extremadura y del Gobierno central.

En su opinión el problema se arrastra desde los últimos años, ya que los organismos correspondientes no afrontaron la situación de la manera debida. Por ejemplo, no hubo mejora de las infraestructuras. Además, las pérdidas de agua disminuyen el volumen disponible.

El dirigente agrario solicitó planificación y la constitución de la mesa de la sequía y analizar la situación cultivo por cultivo.

Ante la preocupación manifestada por las organizaciones, el 7 de febrero se reunió el Consejo Asesor Agrario de Extremadura. Participan distintas organizaciones agrarias, cooperativas, Agroseguro, Enesa y las comunidades autónomas. Se debe a que las previsiones meteorológicas no anuncian lluvias, lo que hará más grave la situación.

Datos sobre la producción y superficie de arroz en Extremadura

La pérdida de superficie de arroz en Extremadura no es nueva. De hecho, según datos del Ministerio de Agricultura, la superficie cultivada en 2020 fue de 21.084 hectáreas, con una reducción del 30% en diez años.

La reducción de la superficie de arroz se debe principalmente a la implantación de cultivos alternativos como el olivar superintensivo o los frutos secos. De hecho, también se reducen las superficies de cereales y ciruelos.

Otro motivo sobre la reducción de la superficie de arroz son las restricciones de materias activas eficaces para el control de las malas hierbas en los arrozales. Los productores deben optar por variedades híbridas más resistentes. Sin embargo, en 2021 más de 7.000 hectáreas de arroz se vieron afectadas por semillas defectuosas.

A pesar de todo, Extremadura concentra el 21% de la superficie de arroz y el 19% de la producción de España. Así, se convierte en la segunda región productora de arroz español después de Andalucía.

Por otra parte, el 59% de la producción está representado por las cooperativas agrupadas en Cooperativas Agroalimentarias Extremadura. El 75% de la producción se dedica a la variedad índica y el 25% a la variedad japónica.

Alternativas ante la escasez de agua

La Universidad de Extremadura realizó un estudio financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, en colaboración con el Instituto Superior de Agronomía de Lisboa y otros investigadores.

Los científicos investigaron el riego por aspersión como alternativa a la inundación. De hecho, el cultivo convencional de la superficie de arroz implica un gran consumo de agua, emisiones de metano, degradación de suelos y alto coste energético total.

Además, el uso de plaguicidas en la superficie de arroz es de especial importancia ya que se detectan residuos por encima de los niveles permitidos en aguas superficiales y subterráneas de las zonas arroceras.

Según el programa de la Universidad de Extremadura, el riego por aspersión podría reducir un 25% la necesidad de agua.

Tags: , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable