España y Corea lideran el comercio mundial de cefalópodos. Es, decir, como especies más conocidas, pulpo sepia y calamar. Estos países forman parte del grupo de mayor suministro per cápita/día a nivel global. De hecho, España se encuentra en segundo lugar después de Corea y al mismo nivel que Japón o Taiwán. A pesar de su crecimiento, el comercio mundial de cefalópodos no tiene reglas claras. Ahora, distintos estudios intentan echar luz sobre el asunto para un comercio global sostenible y transparente. Por ejemplo, un análisis realizado por científicos del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea), y el Centro Interdisciplinar de Investigación en Tecnologías Ambientales (Cretus) de la Universidad de Santiago de Compostela.

Comercio global de pulpo, sepia y calamar

El comercio global de cefalópodos es una industria compleja.  Las especies más reconocidas son pulpo sepia y calamar.

El último Congreso Mundial de Cefalópodos, realizado en Vigo en octubre de 2016, arrojó datos reveladores sobre este comercio. Por ejemplo, a pesar de que representan un pequeño porcentaje de los desembarques mundiales, su crecimiento se va incrementando progresivamente. Los cefalópodos representan el 5% de las capturas totales y el 4% del volumen total del comercio de la pesca.

La gestión de los recursos de pulpo sepia y calamar es complicada, en parte debido a la falta de información, y también porque la pesca se realiza en aguas internacionales donde es difícil el control. De hecho, una gran parte de la actividad se realiza en zonas económicas de exclusión por parte de buques extranjeros.

Por ejemplo en el Atlántico sur, fuera de las 200 millas de las ZEE, los buques extranjeros cuentan con ventajas como subsidios o regímenes laborales sin aranceles en el mercado de destino.  Por otra parte, a través de acuerdos con la Unión Europea, los buques españoles tienen presencia activa en la costa norte de Mauritania.

Estudio realizado sobre comercio mundial de pulpo sepia y calamar

El estudio realizado por la Universidad de Santiago de Compostela informa que una característica de este comercio es que no existen regulaciones específicas. Es decir que es difícil estudiar la trazabilidad de los productos. El comercio global de pulpo sepia y calamar está liderados por cinco países asiáticos: China, India, Corea, Tailandia y Vietnam. Por su parte, también participan como grandes jugadores, los Países Bajos, España y Estados Unidos.

El artículo destaca que España está en el grupo que encabeza el suministro de cefalópodos per cápita/día. Es decir, la media de la oferta disponible por habitante en el país. Está en el segundo lugar después de Corea del Sur y al mismo nivel que Japón o Taiwán.

Sin embargo, los productos que se consumen no son locales. Por ejemplo el pulpo congelado proviene de Mauritania y Marruecos. En tanto, el calamar y sepia frescos son de la India. Por su parte, España exporta pulpo fresco a Italia y Portugal.

Esta situación es un ejemplo de la gran complejidad de la red mundial de comercio de alimentos marinos. El producto fresco y de calidad en general no se destina al mercado local. En tanto, el producto procesado o congelado, después de viajar largas distancias, es la principal oferta en los supermercados y grandes superficies.

Características de la investigación

Los investigadores Andrés Ospina-Álvarez, del Imedea (CSIC-UIB)), y Sebastián Villasante, del Centro Interdisciplinar de Investigación en Tecnologías Ambientales (Cretus) de la Universidad de Santiago de Compostela, lideraron un estudio sobre comercio mundial de pulpo sepia y calamar.

También participaron Pablo Pita y Gillian Ainsworth (CRETUS, Universidad de Santiago de Compostela), Silvia de Juan (Instituto de Ciencias del Mar, ICM – CSIC), y Cristina Pita y Fábio Matos (Universidade de Aveiro).

El trabajo fue financiado por el proyecto europeo INTERREG “Cephs and Chefs”. Este proyecto se propone agregar valor a los productos de cefalópodos y mejorar el conocimiento de la cadena de valor. De hecho, las poblaciones de cefalópodos no están sujetas a la gestión de cuotas de la Unión Europea. Por lo tanto, hay muchas oportunidades para crecer. Sin embargo, debe auditarse la sostenibilidad biológica y socioeconómica de la producción.

La investigación identifica los países o territorios que juegan el papel de principales exportadores y/o importadores, los moduladores, intermediarios o acumuladores, las principales rutas de flujo y los puntos débiles de la red mundial de comercio de los cefalópodos.

Se espera que este estudio eche luz sobre el comercio mundial de pulpo sepia y calamar y las cadenas de suministro. El objetivo es mejorarlas, para que sean más sostenibles y resilientes al cambio climático. Además, determinar qué países deben liderar los sistemas de trazabilidad y verificación de productos. También definir las rutas a monitorear para garantizar la seguridad alimentaria en esta industria.

Tags: , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable