El proyecto europeo Tropicsafe está dedicado a la investigación de enfermedades de las plantas asociadas a procariotas transmitidas por insectos. Son enfermedades tropicales afectan la producción y comercio de productos agrícolas. Entre éstas se encuentra Huanglonbing, HLB o dragón amarillo, que es letal para los cítricos. Hasta ahora no tiene cura, pero se están investigando formas de controlar al insecto vector. Precisamente el proyecto Tropicsafe propone una solución biológica: la pequeña avispa sudafricana Tamarixia dryi, que logró disminuir la población del vector.

Una pequeña avispa sudafricana podría controlar al vector del dragón amarillo

El proyecto europeo Tropicsafe demostró que una pequeña avispa africana, Tamarixia dryi, actúa como control biológico del vector de la enfermedad HLB. Esta enfermedad, también llamada Huanglongbing o dragón amarillo, es devastadora para los cítricos. La prueba se realizó en Galicia y demostró eficacia para reducir la dispersión y abundancia del psílido africano Trioza erytreae. Este es uno de los dos únicos vectores conocidos de la enfermedad.

Ahora el proyecto europeo Tropicsafe trabaja en otras zonas de la península ibérica. Sin embargo, los experimentos con Tamarixia Dryi ya se venían realizando en España. Por ejemplo, el Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas de Canarias informó en 2019 los resultados del control.

La avispilla se importó en 2017 y para 2019 ya se había establecido en el 85,7% de las parcelas y se estaba expandiendo a otras islas con presencia de Trioza erytreae.

En realidad, con los canarios colaboraron el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias y el Departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Galicia. Precisamente aquí se hicieron dos sueltas experimentales con resultados muy alentadores.

Tamarixia Dryi pone los huevos debajo de Trioza erytreae. Cuando eclosionan, las larvas parasitan al vector y lo devoran.

La pequeña avispa africana pasó todas las pruebas, demostrando que es un tratamiento biológico efectivo ya que solo afecta al psílido de los cítricos y está libre de enfermedades patógenas.

Proyecto Europeo Troficsafe, cooperación mundial para plagas del cítrico, la vid y la palma

El proyecto europeo Troficsafe, que cuenta con financiación de la Unión Europea, está dedicado a abordar tres enfermedades concretas que afectan al cítrico, la vid y la palma. Se busca controlarlas mediante herramientas innovadoras de diagnóstico y prevención, y también estrategias fitosanitarias sustentables.

Los socios del proyecto son países europeos, africanos y latinoamericanos. Es porque se trata de plagas tropicales que en esos países tienen predadores naturales, pero no en Europa.

Los países africanos son Sudáfrica y Ghana, en tanto los latinoamericanos son Jamaica, Chile, México y Cuba. Por Europa, son socios Italia, España, Francia, Reino Unido, Dinamarca y Eslovenia.

En España, los institutos participantes del proyecto europeo Tropicsafe son la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA) y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

El proyecto de la avispilla africana es liderado por la Università de Bologna.

Otras enfermedades que procura controlar son el amarilleo letal del cocotero (LY) y los fitoplasmas del amarilleo del viñedo (GY).
Estas enfermedades que afectan al comercio e importación de materiales y productos agrícolas de África, América, el Caribe y Europa.

El proyecto europeo Troficsafe se encuentra dentro del programa Horizonte 2020. Este programa integra por primera vez todas las fases, desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado. Por ejemplo, transferencia de tecnología, normalización, apoyo a compras públicas pre-comerciales, capital de riesgo y sistema de garantías.

Expansión del vector del dragón amarillo en Europa

Hasta el momento, la enfermedad HLB solo no ha invadido Europa y Australia. El vector se localizó en 2012 en Canarias y en 2014 en Pontevedra.
Así, apareció en el noroeste español y de ahí se extendió por el Cantábrico y hacia Portugal. Sin embargo, todavía no llegó a las zonas productoras de cítricos, lo cual sería devastador.

El avance de la colonización por parte de la avispilla sudafricana, fue, en el verano 2020 de 2 Km. desde el punto de la suelta, y un año después ya se encontraba en un radio de 40 Km. Este avance, como estaba previsto, es a costa del vector Trioza erytreae.

En la primavera de 2020 la tasa de parasitación se encontraba entre el 7,6 y el 38,9 por ciento en las tres localidades escogidas. En tanto en el verano de 2021 la densidad del psílido ya era insignificante.

El proyecto europeo Tropicsafe procura ahora controlar al vector antes de que llegue a las zonas citrícolas, donde carece de barreras naturales.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable