El productor agrario debe utilizar distintos vehículos para cada etapa de la actividad. Cada uno de estos tiene sus propios insumos, como combustible, neumáticos o repuestos. En un tiempo marcado por la pandemia y el cambio climático, se agregan nuevos desafíos, como la desinfección de vehículos o la eficiencia energética.  Además, aparecen avances tecnológicos que no siempre están al alcance de todos los agricultores. Así, los vehículos livianos para el sector agrícola se convierten en uno de los factores más importantes para la competitividad. Sin embargo, el mercado ofrece nuevas soluciones.

Desafíos en vehículos para el sector agrícola

En la actividad agrícola se utilizan distintos vehículos en cada una de las etapas de la producción. Así, encontramos por una parte la maquinaria agrícola o vehículos pesados. Por otra, los vehículos livianos, de hasta 3.500 Kg. Aquí encontramos modelos como furgonetas, cajas de furgón, microbuses, frigoríficos en general y cárnicos, caja furgón paquetera y mucho más. Sin duda se ha incrementado la venta rígidos de ocasión.

Estos vehículos hoy en día enfrentan varios desafíos.

Adquisición y matriculación

Por una parte, los relacionados con la adquisición y mantenimiento:

  • Los vehículos agrarios son considerados como especiales y se rigen por normas diferentes a las de otros, como turismos o camiones.  El Reglamento General de Vehículos y la Ley de Seguridad Vial diferencia entre vehículos para el sector agrícola y tractores y maquinaria.
  • Para conducir vehículos para el sector agrícola se requiere una licencia de conducción específica.
  • Por último, los vehículos agrícolas deben ser matriculados en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola y deben llevar una placa específica.

Costes

Los costes de los vehículos para el sector agrícola son uno de los de mayor incidencia en el total de la producción. De hecho, los costes por utilización de maquinaria agrícola pueden llegar a representar hasta un 40% del coste total de producción.

Se deben tener en cuenta los costes fijos y variables. Por ejemplo los variables van ligados al uso de los vehículos para el sector agrícola como el combustible. En tanto, los costes fijos están formados por seguros, tasas, desgastes y gastos financieros.

Por otra parte, se debe tener en cuenta el mantenimiento, ya que en el medio agrícola el desgaste de los vehículos es mayor que en el medio urbano.

Bioseguridad y sostenibilidad

La bioseguridad y sostenibilidad plantean nuevos desafíos a los usuarios de vehículos para el sector agrícola. Por ejemplo ante la proliferación de la gripe aviar, los vehículos son considerados uno de los factores de riesgo.  De hecho, según el último informe del MAPA sobre gripe aviar, el movimiento de personas y vehículos puede ser uno de los orígenes de los focos de la enfermedad.

En tanto, la necesidad de prevenir nuevas olas de la pandemia de COVID-19 impone medidas estrictas a los vehículos, como desinfección y ventilación.

En cuanto a la sostenibilidad, cada vez más se imponen los vehículos para la agricultura de mayor eficiencia energética, capaces de operar con biocombustibles y reducir la emisión de gases contaminantes. O, incluso, vehículos eléctricos.

Escasez de conductores

Según un estudio del Ministerio de Trabajo y Economía Social, un de los sectores con mayor escasez de trabajadores es el de la logística, concretamente el transporte de mercancías. Además, los empleos en agricultura son los menos postulados por los trabajadores jóvenes.

Soluciones en vehículos livianos para el sector agrícola

El productor debe enfrentar hoy en día dos grandes desafíos en cuanto al transporte en la agricultura.

Por una parte, las dificultades para la adquisición y mantenimiento de vehículos para el sector agrícola. Por otra, los resultados de la actividad agraria de los últimos años, que se traduce en una falta de renovación de la maquinaria, así como dificultades para realizar nuevas inversiones.

Tanto en el mercado de tractores como en el de vehículos para el sector agrícola livianos, se observa claramente una tendencia hacia el mercado para comprar ligero de segunda mano. Para el productor, la adquisición de unidades usadas representa varias soluciones.

Sin embargo, para que no se conviertan en nuevos problemas, se debe optar por servicios integrales.  Por ejemplo TruckSur ofrece vehículos livianos para el sector agrícola con un servicio integral  de reacondicionamiento, homologación, aseguramiento y financiación de acuerdo a las necesidades del productor.

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Agrogesa Marketing4food.