La científica Pilar Mateo, una de las más prestigiosas del mundo, informó que se detectó el vector Trioza erytreae en Cabo de San Vicente, Portugal. Transmite la devastadora enfermedad de los cítricos llamada dragón amarillo. Es considerada una de las veinte plagas prioritarias. Pilar Mateo es especialista en control de insectos que transmiten enfermedades endémicas. Explicó distintas estrategias para atajar o evitar la propagación de la plaga, en caso de detectarse. Sin embargo la situación es compleja, ya que los productores utilizan insecticidas tradicionales, mientras el Pacto Verde Europeo propone reducirlos en un 50% para 2030.

Causas y síntomas de la enfermedad HLB, Huanglongbing o dragón amarillo

HLB es la enfermedad más grave de los cítricos a nivel mundial. Si bien todavía no se ha encontrado una cura, sí se puede prevenir.

La enfermedad se transmite por la bacteria Candidatus Liberibacter spp en sus formas asiática, africana y americana. El vector de la forma africana es el psílido  Trioza erytreae. Este es un insecto chupador de savia. Es uno de los dos únicos vectores conocidos del dragón amarillo.

El control es difícil por la larga incubación, que puede durar años. Además, porque muchos de sus síntomas pueden confundirse con otros problemas de las plantas, como carencias nutricionales.

Sin embargo, el síntoma más característico es un moteado con manchas en las hojas, que cruza las nervaduras y es asimétrico. Por ejemplo, un árbol infectado puede presentar brotes amarillos en ramas al azar, a diferencia de la carencia de zinc que afecta uniformemente todo el follaje.

Expansión del vector en Europa

La enfermedad todavía no se ha detectado en Europa. Su distribución actual, de acuerdo a las distintas variantes, es América, Asia y África.

Sin embargo, la científica Pilar Mateo alertó sobre la detección del insecto vector en el Cabo de San Vicente, Portugal. Desde aquí sería muy fácil su extensión a España. Si el insecto se contagiara, los efectos económicos del dragón amarillo son devastadores.

Por ejemplo, en la península de Florida, en América del Norte, la producción de cítricos se redujo más del 80% a causa de la enfermedad en los últimos veinticinco años.

Según la experta, la presencia del vector comenzó a constatarse en Europa en 2015 y avanza en forma lenta pero sostenida. Según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), el vector se expande de norte a sur de Portugal y precisamente al llegar al Cabo de San Vicente se aproxima a la zona citrícola de Huelva.

Precisamente un proyecto desarrollado entre la Universidad de Lisboa y diferentes institutos españoles propone protocolos de intervención para controlar las poblaciones de Trioza erytreae en forma coordinada entre ambos países.

Según la científica, la Trioza Erytrae «está considerada como una de las veinte peores plagas que podrían entrar en Europa».

Control del vector del dragón amarillo en España

De acuerdo a lo que se sabe hasta ahora, en caso de extenderse a España, sus efectos serían devastadores.  Inmaculada Sanfeliu, presidenta del Comité de Gestión de Cítricos, advirtió de que de entrar el HLB, «la citricultura española podría desaparecer en quince años». Implica una pérdida de 7,5 millones de toneladas con un valor medio de unos 4.500 millones de euros. Además, afectaría a unos 200.000 empleos de temporada y otros 80.000 a tiempo completo.

La científica Pilar Mateo explicó algunas estrategias de contención. Se usan medios biológicos (el parasitoide Tamarixia dryi), químicos (insecticidas sistémicos y de contacto), de vigilancia constante de las plantaciones, de reconversión hacia nuevos cultivos y de información a los agricultores.

También se está analizando el uso de una tecnología llamada microencapsulación biopolimérica, que ya se utiliza para el control del «cotonet» (Planacococus citrus). Esta es una plaga que también afecta los cítricos. Según la científica, «es un grave problema derivado de una invasión medioambiental, en este caso importado desde Sudáfrica. Y ese ya lo tenemos aquí, no hay que esperarlo».

El proyecto se denomina NECOTDIM. Cuenta con financiación de la Agencia Valenciana de la Innovación de la Generalitat (AVI). Se coordinará con el Instituto de investigaciones agrarias (IVIA), la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y las cooperativas citrícolas COARVAL COOP.V. e INTERCOOP.

Este proyecto está alineado con la estrategia del Pacto Verde Europeo, que propone la reducción del uso de plaguicidas en un 50% para 2030. De hecho, la utilización de plaguicidas tiene impacto no solo en la salud de las personas sino sobre insectos benéficos como las abejas.

Los plaguicidas son la estrategia más utilizada por los productores para el control de plagas, a pesar de que existen otras herramientas como el control biológico y las prácticas culturales.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable