En muchos países del mundo, plátano y banana son sinónimos. De hecho, el plátano es sencillamente una banana en varios países sudamericanos como Argentina, Uruguay, Paraguay, Colombia y Ecuador. En cambio, en España se denominan bananas los frutos que llegan de América Latina y África, en tanto son plátanos los producidos en Canarias. Sin embargo, no se trata solamente de una cuestión de origen. En realidad, se trata de dos frutos de la misma familia pero bastante diferentes. ¿No sabes cuál elegir? Descubre la diferencia entre el plátano y la banana. 

Aspecto externo: diferencia entre el plátano y la banana

El plátano y la banana son frutas tropicales pertenecientes a la misma familia, el género Musa. Sin embargo no son las únicas. De hecho, en las fruterías podemos encontrar tres variedades, que hoy vamos a conocer.

Pero primero veamos la diferencia entre el plátano y la banana en su aspecto externo. Es para saber cómo reconocerlas en el mercado. Decimos esto porque además sus propiedades organolépticas y usos culinarios son diferentes.

Además, hay que tener en cuenta que en España más del 70% de estos frutos tropicales son plátanos de Canarias. ¡Pon en acción tus cinco sentidos!

  • Tamaño. El plátano es más corto y delgado que la banana. Llega a medir 15 cm. de largo, en tanto la banana puede alcanzar los 20 cm.
  • Forma. El plátano muestra mayor curvatura.
  • Color. La banana piel de la banana es lisa, en tanto que la del plátano es moteada con las características pintas negras.
  • Aroma. El plátano tiene un aroma más intenso que la banana debido a sus componentes químicos.

La mejor forma de diferenciar entre el plátano y la banana es leer la etiqueta. De hecho, los plátanos de Canarias vienen con su etiquetado.

Y otra diferencia entre el plátano y la banana muy importante es el precio. Según la revista Consumer, los plátanos de Canarias son hasta 50 céntimos por kilo más caros que las bananas de Centroamérica.

Diferencias nutricionales entre el plátano y la banana

Para comenzar mencionemos dos diferencias que no pueden apreciarse a simple vista: la textura y el sabor.

  • Sabor. Los plátanos de Canarias son más dulces debido a su alto contenido en azúcares.
  • Color de la pulpa. Amarillo pálido la del plátano, blanco amarillento la de la banana.
  • Piel. La cáscara de la banana es suave y se abre fácilmente. En tanto, la del plátano es más gruesa y un poco más difícil de quitar.

Ahora sí, veamos las diferencias nutricionales.

  • Aporte calórico. El plátano aporta menos calorías que la banana. Ésta aporta unas 109,6Kcal/100 gramos de porción comestible, en tanto el plátano aporta 90Kcal.
  • Vitaminas. Las vitaminas A, B2, B6, C y riboflavina están más concentradas en el plátano.
  • Fibra. El plátano posee casi el doble de pectina que la banana, por este motivo brinda mayor sensación de saciedad.
  • Minerales. La banana supera al plátano en calcio, en tanto éste tiene mayor cantidad de potasio y fósforo.

Las cuatro variedades que se pueden encontrar en el mercado

Además de la diferencia entre el plátano y la banana, ahora vamos a ver qué ocurre con un tercer miembro de la familia, también presente en el mercado: el plátano macho. 

Este es generalmente el fruto que proviene de Ecuador, en tanto las bananas se originan en Senegal. El plátano macho es el más apropiado para cocinar. Tiene textura harinosa, más seco y grande que el de Canarias. Es de mayor tamaño, ya que puede alcanzar los 200 gramos de peso. Además se reconoce fácilmente por su color verde.

En la cocina se utiliza en forma similar a las patatas. Se puede hervir, freír o asar al horno.

Por último, también podemos encontrar el plátano baby. También llega del Ecuador. Puede medir unos 13 cm.  de largo y 3 cm. de diámetro. La pulpa es de color marfil, textura mantecosa y piel amarilla o roja, más delgada que la del plátano y la banana. Además, su sabor es más intenso y la fruta es más aromática. Es muy nutritivo, ideal para los niños.

En síntesis, en el mercado podemos encontrar:

  • Plátano macho, que acabamos de describir.
  • Plátano. Llega desde Canarias. Dulces, moteados, con mayor concentración de vitaminas.
  • Banana. Proveniente de Senegal, de color amarillo uniforme, más ricos en calcio y magnesio.
  • Plátano baby. Proviene de Ecuador. Dulce, aromático y nutritivo.

Como ves, no se trata solamente de la diferencia entre el plátano y la banana sino que hay mucho más para elegir y saborear. ¡Compruébalo!

Tags: , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.