Cabaña Buenavista, el restaurante de Pablo González Conejero con dos estrellas Michelin, reafirma su identidad fuera de todo convencionalismo con una singular propuesta a la hora del postre. En vez de elegir algo de la carta, se debe optar por una píldora de color al mejor estilo Matrix. Así, se abre un camino cinematográfico que lo guiará hasta la preparación de la que finalmente disfrutará.  La presentó en San Sebastián Gastronomika, el espacio de diálogo entre la cocina francesa y la española.

Cabaña Buenavista en San Sebastián Gastronomika

Cabaña Buenavista estuvo presente en San Sebastián Gastronomika, el evento decano de la gastronomía española. Se realizó del 14 al 17 de noviembre bajo el lema «Reencuentros».  El martes 16 estuvo presente Pablo González Conejero, propietario del restaurante, para hablar de menúes experienciales.

Así, aprovechó la oportunidad para referirse a su propuesta cinematográfica, en una exposición titulada «¿Pastilla roja o azul?». Esta ponencia fue patrocinada por el Gobierno de la Región de Murcia.

La propuesta es que el comensal viva una nueva experiencia a la hora del postre. Consiste en que, en vez de seleccionar un postre de la carta, el cliente elija una pastilla entre cuatro que se le ofrecen de diferentes colores. Cada color se identifica con un sabor. Por ejemplo, la píldora marrón llevará al chocolate, la roja a frutos rojos, la verde a las hierbas y la amarilla a los lácteos.

Esto ocurre al mejor estilo Matrix, en la escena en la que el protagonista debe elegir entre una pastilla roja y una azul.

Colores, sabores y experiencias cinematográficas

En este postre experiencial de Cabaña Buenavista, cada color, de píldora está asociado a un sabor y una película.  Así, el comensal se enfrentará a postres rupturistas.

Por ejemplo, la píldora roja lleva a postres inspirados en «El silencio de los corderos». Mejor dicho, exactamente una escena de la película, en la cual Anthony Hopkins hace comer su propio cerebro a un hombre aún consciente. Según explicó el chef, uno de los postres se sirve con material quirúrgico incluido para levantar la réplica de la tapa de los sesos, El otro evoca la mariposa que aparece en la boca de las víctimas.

La píldora amarilla, correspondiente a lácteos, lleva a postres inspirados en «La naranja mecánica» de Stanley Kubrik. Es porque en esa película pululan vasos de leche con LSD. Aunque el chef aclaró que se ha obviado dicha sustancia. En uno de los postres, el comensal debe romper con una cuchara la piel seca de leche que lo envuelve. El otro es un mochi que recuerda el ojo maquillado del protagonista.

La pastilla de color verde propone dos postres inspirados en la escena de sexo de la película scena de sexo sobre una mesa de cocina entre Jack Nicholson y Jessica Lange, una película con dos rombos que mandaban a los menores a la cama, se ha sacado de la manga postres «verdes» que aluden a esta clasificación y la famosa mesa a base de manzana, lima, limón y pistacho.

La píldora marrón lleva, como es previsible, a la fábrica de chocolate de Charlie y dos postres inspirados en ésta. Un sombrero de copa oculta un postre de chocolate y frutos rojos, en tanto también se ofrece una reproducción de la icónica tableta de chocolate con piezas de diferentes rellenos.

Trayectoria del chef Pablo González Conejero

Pablo González Conejero nació en Murcia. Como lo cuenta en su página web, comenzó su trayectoria gastronómica en el restaurante Flanigan de Palma de Mallorca, junto con el chef Javier Morales. Allí comenzó a aprender sobre diseño de platos y todo lo básico sobre la organización de los elementos de la cocina.

Después de un paso por restaurantes de Madrid y Palma, estuvo durante un año en el restaurante Arzak de San Sebastián.

De regreso a Murcia comienza a desarrollar su identidad como chef en el restaurante Gran Taberna. Aquí es donde puede adquirir experiencia en todos los ámbitos de la cocina.

En 2004 creó el restaurante La Cabaña, que actualmente funciona como Cabaña Buenavista.  Este restaurante está abierto de lunes a viernes al mediodía y los jueves por la noche. Las reservas deben realizarse por lo menos con dos meses de anticipación.

El restaurante se presenta como «el lugar de lo no esperado, lo imprevisible, la creación, la experimentación, la gastronomía más allá de la gastronomía».

Tags: , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable