Un diente y trozos de plástico en un McDonald’s de Japón

 

Los responsables de la filial japonesa de McDonald’s han tenido que pedir disculpas después de varios casos que han sido denunciados por los clientes, uno de los más llamativos es el de un diente que fue encontrado en unas patatas fritas o los de diferentes restos de plástico depositados en trozos de pollos.

Para acallar las diversas críticas, dos altos directivos de la conocida empresa de comida rápida ofrecieron una rueda de prensa en Tokio para paliar la mala reputación que se estaba fraguando tras varios casos publicados en los últimos días, que vienen a sumarse a los problemas que McDonald’s ya tenía en el país del sol naciente durante los últimos meses.

Los directivos reconocieron ante la prensa que la compañía era consciente de que trozos de plástico que alcanzan los tres centímetros han sido encontrados en diferentes piezas de pollo frito, que se encontraban procesadas en una planta de Tailanda. Además, también destacaron el caso de un menor que se hirió la boca con un trozo de plástico que se encontraba en el interior de un helado y de otro cliente que se percató que había un diente en una ración de patatas fritas de su menú.

Investigan los casos

Desde la conocida multinacional se ha asegurado que todos los casos se están investigando y que se están realizando acciones certeras para que este tipo de sucesos no vuelvan a suceder. Esta nueva polémica aparece después de que durante el pasado mes de julio la filial japonesa de McDonald’s tuviera que retirar todos sus productos que contenían carne de pollo producida en China, después del escándalo de la carne podrida que estaba supuestamente suministrada por una compañía china.

McDonald’s Japón fue una de las dos empresas que estuvieron afectadas por el caso de la carne podrida, por lo que tuvo que sustituir aquellos productos aviares de origen chino por otros procedentes de Tailandia con el objetivo principal de recuperar la confianza perdida de los usuarios. Todo ello se suma al problema que tuvo durante este mes de diciembre debido a la huelga portuaria en Estados Unidos, que provocó que todos los establecimientos de la cadena en Japón tuvieran que reducir el suministro de patatas fritas.

Todos estos problemas han provocado que la compañía, que dispone de más de 3.100 establecimientos en Japón, registrara durante el pasado mes de octubre unas pérdidas netas de 142,7 millones de dólares para el pasado año 2014, lo que supone el primer año de pérdidas de los últimos once.

Noticias Relacionadas

McDonald´s España invierte para convertirse en una opción más para desayunar

McDonald´s sustituye sus obsequios materiales por experiencias

Las ensaladas de McDonald’s no se venden

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend