Supermercado Online: ¿Qué y qué venden?

0
224

¿Qué es un supermercado?

Un supermercado es básicamente un establecimiento comercial de venta al por menor que ofrece bienes de consumo en sistema de autoservicio. Podemos encontrar alimentos, ropa, artículos de higiene, perfumería y limpieza.

Estos establecimientos pueden ser parte de una cadena, generalmente en forma de franquicia, que puede tener más sedes en la misma ciudad, estado, país. Los supermercados generalmente ofrecen productos a precios accesibles.

Para generar beneficios, los supermercados intentan contrarrestar el bajo margen de beneficio con un alto volumen de ventas. También, existen otras clases de tiendas de autoservicio como los hipermercados, en las que venden también ropa y accesorios vehiculares como llantas.

HISTORIA

En la venta al por menor antes del surgimiento de los supermercados, generalmente los productos eran distribuidos por un comerciante. Por otra parte los consumidores esperaban delante de un mostrador mencionando los elementos que desean adquirir.

Adicionalmente, la gran mayoría de los alimentos y mercancías no venían en paquetes individuales. Por lo tanto,  el comerciante tenía que medir y envolver la cantidad exacta deseada por el consumidor.

Este proceso de compra era mucho más lento. Ya que el número de clientes que podían ser atendidos era limitado por el número de personas empleadas en la tienda.

ORIGEN DE LOS SUPERMERCADOS EN ESPAÑA

Aunque el concepto de venta en una gran superficie ya se había instalado en España durante la década de los años 40 mediante grandes almacenes como Galerías Preciados. Por otra parte tenemos El Corte Inglés,  en el país, el abastecimiento y la adquisición de alimentos seguían siendo desarrolladas a través de los comercios tradicionales: colmados, ultramarinos y puestos en los mercados.

No fue sino hasta 1957 en el que Alberto Ullastres, el entonces Ministro de Comercio, decidió poner en marcha la “Operación supermercado”. Este era un plan de desarrollo en el que a través de la Comisaría General de Abastecimientos y Transportes (C.A.T.). Además se instalarían en el país una red de autoservicios de capital público que ayudaría a la  modernización del comercio.

Para octubre de ese mismo año se inauguró en el mercado Barceló de Madrid el primer supermercado experimental. El que seria quien abriría las puertas a la instalación de una red de autoservicios gestionados desde el gobierno español.

Tras el éxito del primero, el siguiente de esa red de supermercados públicos se inauguró el 7 de agosto de 1958 en los bajos del edificio del Gran Kursaal de San Sebastián. Cinco días después lo haría otro en Bilbao, siguiéndoles los establecimientos abiertos en Zaragoza, Gijón, La Coruña.

Posteriormente, el 11 de julio de 1959 específicamente, se inauguró en el número 318 de la calle Sant Antoni María Claret de Barcelona el que se considera cómo ‘primer supermercado de capital privado’,   fundado por las familias Carbó, Prat y Botet y al que bautizaron con el nombre de Caprabo.

Con el transcurrir de los años, los supermercados de carácter público terminaron desapareciendo, dando paso a la creación de una extensa red de comercios privados de autoservicio.

¿Cuál es su funcionamiento?

Los clientes que acceden a un supermercado generalmente lo recorren con un carrito o cesta, en el cual van guardando los productos que desean comprar. Los productos están distribuidos por secciones: aseo, alimentos frescos, alimentos congelados, bebidas, básicos del hogar, cuidado personal, etc. Estas a su vez se organizan en pasillos clasificados por su naturaleza. El cliente realiza el pago en cajas que se encuentran situadas generalmente en las salidas del establecimiento.

La distribución de las secciones es muy similar en todos los supermercados. La intención es que el cliente describa el recorrido más amplio posible por lo que los productos de primera necesidad se colocan en diferentes puntos del mismo. Además se colocan alejados de la entrada: carne, pescado, frutas y legumbres, juguetería, pan, leche, agua, entre otras.

También, se pueden encontrar muebles con estantes donde se exponen los productos se denominan góndolas y su lateral, cabecera de góndola. Por otra parte, los productos congelados y lácteos se exponen en arcones frigoríficos. La parte del marketing que se ocupa de las técnicas optimización de venta de productos en una superficie de autoservicio se denomina merchandising.

Es importante destacar que en los últimos años se ha proliferado la aparición de algunos supermercados en línea, que se diferencian notoriamente de los tradicionales ya que no cuentan con  tiendas y disponer de una operación 100% en línea.

¿Qué venden los supermercados?

Los productos que venden los supermercados comúnmente están distribuidos por secciones: aseo, alimentos frescos, alimentos congelados, bebidas, básicos del hogar, cuidado personal, y más. Estas a su vez se organizan en pasillos clasificados por su naturaleza; galletas, cereales, frutas, carnes, entre otras.

Supermercados en la digitalización

Un supermercado en línea es un servicio de venta de productos de gran consumo que utiliza Internet como canal de venta y comunicación con sus consumidores. Por tanto, se trata de un comercio que ofrece a sus clientes en línea los productos habituales de un supermercado, haciendo entrega en la casa del cliente de la compra hecha a través de la red.

Ten en cuenta que en España, el 61% de los consumidores busca información sobre productos en línea aunque sólo un 9% finalizan el proceso de compra a través del canal en línea. Si le prestamos atención a este 9%, el perfil mayoritario son mujeres (19,6%) mientras que sólo el 7,1% de los hombres hacen la compra del supermercado a través de Internet. En cuanto a la edad, el perfil que más compra en línea en el sector de la alimentación son las personas entre 35 y 49 años.

La irrupción de los teléfonos inteligentes en los procesos cotidianos de todos los miembros de la familia ha encontrado también su papel protagonista para utilidades como hacer la compra del supermercado. No sólo han desarrollado aplicaciones móviles para que los clientes hagan la compra desde el móvil, sino también diseños específicos (diseños responsive) para crear una auténtica experiencia de compra para el cliente que decide aprovechar los ratos muertos para solucionar tareas domésticas como hacer la compra para el hogar.

Entre las funcionalidades que ofrecen algunos de estos supermercados en línea están la selección de franjas horarias para la entrega de la compra, reparto en 24h desde la finalización de la compra o en una dependiendo del modelo de supermercado en línea al que se recurra, la apertura del pedido una vez procesado el pago, gastos de envío gratis a partir de un umbral de gasto, etc.

Pure player: son supermercados que tienen como único canal de venta su página web. Esto significa, que no disponen de tiendas de calle. En España destaca Ulabox, un supermercado en línea de alcance nacional que desarrolla las tiendas en línea de los principales fabricantes de productos de gran consumo como Unilever, Procter & Gamble, Bacardi, Nivea o Gallina Blanca.

Comparadores de supermercados: son sitios web que agregan los productos y sus correspondientes precios que contienen diferentes supermercados tradicionales que cuentan con canal en línea y que ofrecen al consumidor una comparativa de precios de su carrito en los diferentes supermercados.

Supermercado tradicional: empresas como las conocidas Alimerka, Mercadona, DIA, Carrefour, Alcampo, y tantas otras tantas, que ofrecen a sus clientes una web para que puedan realizar la compra en línea. Estas páginas web cuentan con la ventaja de tener detrás un gran grupo de distribución que las gestiona.

Los servicios que facilitan la compra en línea a través de una aplicación que, si bien no disponen de un almacén ni de stock, intermedian entre el comprador y el supermercado físico al posibilitar que un tercero, normalmente un autónomo o ‘contractor’ como los llaman en EE. UU., realice la compra en línea a través de la aplicación. Esta aplicación indica a este autónomo qué debe comprar y dónde debe comprarlo, para finalmente cargarlo en su coche y llevarlo al domicilio del cliente final.

Click & Drive: estos también han aparecido supermercados en línea en los que la compra se realiza delante de un ordenador. Sin embargo, en lugar de recibir la compra en casa el cliente se desplaza hasta un punto, normalmente una zona del extrarradio, pegada a un supermercado de grandes dimensiones en el que aparcas, te cargan el coche con la compra, y te vas. En España hay varios comercios que ofrecen este servicio, como Carrefour o los supermercados Bon Preu.

Supermercado en línea robotizado: a diferencia del caso anterior, los supermercados en línea robotizados disponen de menos personal ya que parte de la preparación de las compras viene debido a sus sistemas basados en la mecanización y la robotización. Este es el caso de Ocado10​, un supermercado en línea británico nacido en el 2000 y que basa su operación en almacenes robotizados

Supermercado en línea ecológico y sostenible (bio): es otro modelo de supermercado muy popular en estos momentos entre los consumidores que apuestan por una alimentación natural, ecológica, bio y sostenible. Dentro de esta categoría entran Mercabio, Biosano, Planeta Huerto, TodoEcoOnline y Nozama.Green, entre los más utilizados en la actualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí