Pepsi y Shweppes aprovechan la crisis del ERE de Coca-Cola y alcanzan cifras históricas

 

El 2015 está siendo un año muy provechoso y positivo para el sector de los refrescos, un sector que a pesar de la crisis económica crece con fuerza en España. Las facturaciones  más llamativas las están dejando por el momento Shweppes y Pepsi, que ya cerraron 2014 con cifras históricas debido, en parte, al Expediente de Regulación de Empleo que afectó a la embotelladora de Coca-Cola Iberian Partners.

Lo que numerosos profesionales del marketing y de la comunicación corporativa  predijeron se ha cumplido: las competidoras directas de Coca-Cola han crecido con fuerza en España tras la crisis corporativa que sufrió la marca de la felicidad; a pesar de que Coca-Cola cerró el 2014 con beneficios operativos, lo cierto es que sus cifras reflejaron también una ligera caída en las ventas debido al famoso ERE de la embotelladora. Pepsi y Shweppes se presentan ahora como las dos enseñas que más se han beneficiado de esa coyuntura.

Pepsi y Schweppes

En concreto, Pepsi llegó a alcanzar durante el pasado ejercicio una facturación neta que supera los 376 millones de euros, es decir, un 28% más con respecto al año 2013, cuando facturó 291 millones. La firma cuenta con unos ingresos extraordinarios de las sociedades holding que rondan los 86 millones de euros, según se desprende de las cuentas anuales, y además ha conseguido de forma paralela resultados históricos: ante las pérdidas de más de 30 millones de euros en 2013, Pepsi cerró 2014 con unos beneficios netos que superan los 52 millones de euros.

Shweppes por su parte superó en diciembre de 2014 los 360 millones de euros de negocio, lo que se traduce en un 4% más con respecto a 2013, año en el que la firma facturó 346 millones. Esta última cifra refleja un balance positivo, ya que es superior a las que tenía antes del 2007, año en el que se comenzaba a atisbar la crisis económica.

Aún a pesar de las pérdidas de Shweppes, que se situaron en 2013 en torno a los 11,7 millones de euros, la enseña tan sólo tuvo un resultado negativo de 372.000 euros en 2014, por lo que prácticamente ha alcanzado la estabilidad.

Coca-Cola

En cuanto a Coca-Cola, cabe señalar que también ha crecido con fuerza, y ello a pesar de la crisis del ERE y de la repercusión que provocó en las redes sociales y medios de comunicación en general. En concreto, la enseña roja por excelencia volvió a ser en 2014 la líder del mercado, cerrando el ejercicio con 311 millones de euros, un 46% más con respecto al ejercicio 2013.

Noticias relacionadas

Coca-Cola fusiona sus embotelladoras europeas y crea Coca-Cola European Partners

Coca-Cola en España: ¿Existen los valores corporativos después del ERE?

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend