Pepsi y el piloto Jeff Gordon demuestran que sus virales son auténticos

 

 

Los virales marcan tendencia, y eso es algo indudable. Lo que sí que se puede llegar a dudar es si el vídeo es un auténtico viral, es decir, si ha sido grabado en circunstancias reales y sin el conocimiento de la mayoría de sus protagonistas. La multinacional Pepsi sabe algo de esta distinción; hace ya un año que fue acusada por un periodista de crear un falso viral que después se convirtió en spot. Ahora, Pepsi se ha vengado del periodista con otro viral en el que él es el protagonista.

Historia de un viral

Todo comenzó hace algún tiempo; Pepsi lanzó un anuncio televisivo en el que el experimentado piloto de carreras Jeff Gordon se hacía pasar por un cliente de un concesionario de coches. Tras haber encontrado el vehículo deseado Jeff, escondido tras su apariencia de comprador, convence al responsable del coche para probarlo. Las siguientes imágenes son deducibles, Jeff Gordon conduciendo de manera vertiginosa y brutal el vehículo junto a un copiloto muy asustado, el vendedor del coche.

Tras su emisión, el joven periodista y editor de un conocido portal web especializado en el mundo del motor, Travis Okulsky, se mostró muy crítico con el anuncio de Pepsi. Okulsky llegó a afirmar en su medio de comunicación que el anuncio era un falso viral, es decir, un montaje y no un vídeo creado con cámara oculta.

Conversión de críticas en viral

A pesar de las críticas vertidas por Okulsky y otros, que denunciaron el vídeo como un fraude, el spot de Pepsi pronto acaparó fama y visitas en las redes sociales (ha recibido más de 40 millones de visitas). Ahora, los creativos de Pepsi han optado por crear un nuevo viral, y lo han hecho con Jeff Gordon y el joven Travis Okulsky como protagonistas: la firma de refrescos ha querido dejar claro que el viral que rodó hace un año no tenía guión, no era falso.

Los preparativos del spot consistieron en caracterizar a Jeff Gordon de tal forma que su ‘víctima’ no lo reconociera; los maquilladores lo convirtieron en un corto periodo de tiempo en un taxista con antecedentes penales que incluso había estado en la cárcel.

El periodista se convierte en el cliente de Gordon y, tras una charla entretenida y relajada, aparece un coche de policía que indica al supuesto taxista que pare el coche. A partir de ahí, comienza la pesadilla del joven que escucha a su taxista gritar que no está dispuesto a volver a la cárcel y huye de manera espectacular. El resto es imaginable.

En apenas unos días, el vídeo que ha pretendido demostrar a los críticos del anterior spot que Pepsi sí que crea auténticos virales ha acumulado más de 12 millones de visitas. ¿Qué será lo próximo de Pepsi?

Noticias relacionadas

Halloween, Pepsi, Coca-Cola y otras historias terroríficamente creativas

Mejores campañas de Street Marketing de 2013

Se rompe el empate entre Coca-Cola y PepsiCo en Estados Unidos

 

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend