Nueva Pescanova

 

Comernos un platillo preparado con pescado siempre ha sido algo nutritivo, además de delicioso. Sin embargo, desde que la marca de productos Pescanova entró a la vida de los españoles, la oportunidad de deleitarnos con un plato de merluza, por ejemplo, es algo más práctico, rico y divertido, ya que hasta nuestros hijos se sienten más motivados a pedir que compremos los productos del <<Capitán Pescanova>> en el supermercado, y esto alegando que el empaque les llama la atención, y eso sin contar con el hecho de que quedan maravillados al comerlos.

La inmensa variedad de productos de NUEVA PESCANOVA hace que siempre en nuestra mesa haya diferentes platillos de recetas prácticas, debido a que esos productos vienen listos para cocinar. Sin duda alguna, esta marca ha pensado en todo y nos ha dado a los consumidores esa gran gama de opciones que van más allá del pescado, ya que la misma ha apostado por langostinos, salchichas, nuggets, entre otros. Es una marca que se ha caracterizado por mantenerse en el mercado a través de la creación de nuevas maneras de presentar el típico pescado, con lo cual han sabido mantenerse en la cima de las ventas de productos del mar en España.

El modelo de negocio de Pescanova, desde sus inicios, ha revolucionado la forma de optimizar la producción, procesamiento y distribución de los productos del mar. Es una marca que da la cara de un holding de empresas que se caracteriza por la presencia en todo el mundo. Estas empresas marcaron los gigantes pasos de Pescanova, la cual comenzó con un solo barco y en poco tiempo se convirtió en una gran flota con una peculiar forma de trabajar. La visión de la empresa no ha tenido límites en su expansión y ha sido la clave en el gran surgimiento de nuevas ideas que cambiaron para siempre la manera de pescar a escala industrial. Y es que, como dice el lema de la marca, <<lo bueno sale bien>> siempre y cuando se mantenga un norte que apunte a darle al consumidor la diversidad que necesita en productos de buena calidad.

Aunque es inevitable recordar todas las crisis por la que ha pasado Pescanova, la forma con la cual ha sabido salir airosa es mucho más importante que las mismas crisis. Y es que la confianza que el consumidor ha depositado en los productos de la marca ha sido lo que, en realidad, ha llevado a su directiva a apostar por el resurgimiento de un sueño que se convirtió en una potencia empresarial. Desde inconvenientes por el aumento de las ofertas de pescado, pasando por el incremento de regulaciones legales, hasta llegar a conflictos financieros, la directiva y los nuevos acreedores han sabido mover sus piezas de forma estratégica para llevar a la NUEVA PESCANOVA a un puerto seguro, y de esta manera reescribir la historia de la marca.

Para lograr ese resurgimiento, además de tener un gran plan con claras políticas administrativas, inversión y reestructuración del personal a cargo de tomar las decisiones, NUEVA PESCANOVA ha implementado grandes asunciones comerciales para reafirmar su presencia en el mercado de productos del mar, en la vida de los consumidores y público en general. Anuncios como <<el mensaje de las reinas>>, tan polémico y sonado; spots de <<desenvídiate>>, cambiando la envidia por el disfrute de productos de la Nueva Pescanova y documentales que invitan a saber reconocer entre las noticias falsas y las que no lo son, han logrado que la marca se mantenga <<fresca>> en la mente del público español.  

Historia de la marca NUEVA PESCANOVA

La historia de esta marca está llena de muchos matices, los cuales determinan la fuerte presencia que tiene en el mercado de productos alimenticios a nivel internacional. Y no podía ser de otra manera, ya que para fundar la empresa se unieron grandes mentes de la industria pesquera y de la industria frigorífica. Todo comenzó cuando José Fernández López (empresario diestro en la rama frigorífica y fundador de Frilugo y Frigsa, junto a su hermano Antonio) conoce a un abogado diestro en la rama pesquera. Este contacto desemboca en la gran idea de fundar una empresa. Es para el año 1.960, específicamente el 23 de junio, cuando esa idea se materializa y se crea Pescanova S.A. en el puerto de una ciudad llamada Vigo. Un año después, esta nueva empresa creada por los hermanos Fernández y el experto en la industria pesquera coloca en el mar un barco llamado <<Lemos>>, conocido como el primer buque-factoría. Este nuevo concepto de buque lo introduce la compañía con la intensión de que este barco, además de que fuera pesquero, también fuera un buque congelador con una capacidad de carga de pescado de 250 toneladas. Es así como comienza una revolucionaria empresa pesquera con una práctica totalmente diferente.

Lemos se estrenó en aguas del continente americano, específicamente en Uruguay, Argentina y Brasil. El retorno de este buque a Vigo significó un gran avance para la industria pesquera española, a tal punto que se convirtió en un gran acontecimiento para la época. Que llegará un barco con merluza congelada y ya procesada era algo que no se había visto antes allí. Acto seguido, se procedió a descargar, almacenar y verificar la calidad de la mercancía y una vez realizada esta verificación se comenzó a distribuir la merluza de Pescanova.

La empresa no se quedó con un solo buque, en lugar de ello, la empresa mandó a construir al año siguiente otros tres barcos más, los cuales llevaban por nombre: Andrade, Doncos y por último, el buque Pambre. Todos estos buques probaron suerte pero en África y los resultados fueron todo un éxito. Este nuevo método les daba una ventaja competitiva, la cual le ayudaba a la empresa a irse abriendo camino, además de ir adquiriendo nuevas embarcaciones, como por ejemplo, Soutomaior y Sobroso. Por si fuera poco, esa gran flota creció un año después, ya que para ese año entran en funcionamiento los barcos Villalba y Vimianzo, los cuales fueron parte de más estrategias innovadoras y revolucionarías, pues realizaban la pesca por la popa en lugar de hacerla por sus laterales.

Todas estas nuevas estrategias pesqueras podían optimizarse y esto lo sabían los fundadores de Pescanova. Por tal motivo la nueva adquisición fue aún más significativa, ya que realizaron la compra de un trasatlántico, el cual luego de ser adaptado para su nueva tarea en 1.964, se le dio el nombre de <<Galicia>>. Debido a su tamaño tenía la versatilidad de funcionar como algo más que un barco de factoría y se decidió darle la tarea de convertirse en un buque nodriza, al cual llegaban las cargas de los buques factoría y luego se procedía a filetear el pescado, además de producir harina y aceite de esa carga en cuestión. Posteriormente, todos esos productos debidamente procesados eran trasladados hasta el puerto de Vigo a través de otros barcos con la única función de ser frigoríficos para conservar la carga.

En ese mismo año, la estructura en tierra firme crece con la adquisición de C.O.P.I.B.A. (cuyas instalaciones se utilizaban para secar bacalao). El galpón de esa empresa se transformó y se acondicionó para hacerlo capaz de almacenar carga, además de tener ciertas áreas para realizar el envasado de los filetes así como de las merluzas que llegaran al puerto. Todo iba tan bien que la empresa siguió realizando otras compras importantes y para 1.968 le tocó el turno a <<Gondomar>>, una embarcación de congelación de 100 metros, la cual era una estrategia para contrarrestar los aumentos en los costos de combustible y de esta manera poder cargar más con menos viajes. No habían pasado ni 10 años y ya Pescanova tenía mucho más de 100 buques dispuestos por todo el mundo.

La flota de busques no fue la única en crecer, ya que para 1.972 la empresa contaba con 60 camiones con capacidad para conservar la carga bajo refrigeración. Estos camiones tenían la función de distribuir los productos de la marca a muchas provincias de España. Sin embargo, no todo fue un gran éxito, ya que para 1.975 algunos países colocaron restricciones legales para evitar que agentes foráneos pudieran pescar en sus aguas, lo cual llevo a Pescanova a ceder y proponer empresas mixtas a esos países, esto con el objetivo de poder seguir operando en esas zonas de pesca. Es así como se da inicio al holding de empresas en lo que se convirtió aquella empresa que comenzó con un solo barco, y pasó a tener una serie de filiales en todo el mundo. De esta manera, la empresa utilizaba estrategias oportunas para sortear los inconvenientes y salir con éxito. Además de establecer filiales, Pescanova apostó a la diversificación de sus productos y para ello optó por crear otras empresas que se encargaran de producirlos. En este sentido, la empresa creó Bajamar Séptima, para fabricar son pizzas congeladas; Pescanova Alimentación S.A., para atender el canal del consumo masivo y Frinova, para fabricar todos los tipos de productos que fueran fritos y vinieran preparados.

Para los años 80, los éxitos internacionales no pararon de llegar y la expansión del holding sigue viento en popa, ya que se crea Pescanova Lda., como filial en Portugal, además de Pescanova France, como empresa que comercializaría en Francia. Para el año 1.985 la empresa toma la decisión de ingresar a la Bolsa de Madrid y cotizar en ella, lo cual significó mayor musculo financiero y mayor capacidad para continuar el desarrollo y expansión necesaria. Esta expansión debía venir de la mano de más innovación para satisfacer la demanda a un menor costo, y fue así como la empresa decidió apostar por la acuicultura. Este movimiento fue fundamental para continuar el crecimiento empresarial, debido a que lo próximo que siguió fue la creación de filiales en Italia y Estados Unidos.

Para el año 2.000, Pescanova continúa con su apuesta a la acuicultura y a incursionar en la cría de langostinos, todo esto mediante asociaciones con empresas especializadas en el cultivo de los mismos. Sin embargo, para el año 2.013 la empresa tuvo que afrontar una situación financiera en escala de crisis. Pescanova no tuvo otra opción que dejar ver que su estado era de quiebra y que sus deudas eran mayores a las que habían reportado. En vista de esta situación la empresa pasa a tener nuevos socios mayoritarios, los cuales serían los mismos bancos con los que la empresa había contraído la mayoría de sus deudas. Como movimiento principal, se colocan a la venta activos de la empresa para poder invertir en su resurgimiento, y es así como nace la <<NUEVA PESCANOVA>>, con nueva imagen, nuevas políticas y más centrada en sus productos principales.

Anuncios relevantes de la marca NUEVA PESCANOVA

Pescanova ha sabido dar de que hablar en aspectos positivos y en aspectos no tan positivos, pero lo que no se puede negar es que ha estado presente en la mente de los españoles a través de sus anuncios polémicos. En primer lugar está la campaña que lleva por nombre <<desenvídiate>>, la cual a través de sus anuncios trata de promover el consumo y disfrute de productos Nueva Pescanova, en lugar de sentirse mal por no poder viajar en las vacaciones de verano, y además sentir envidia por quienes sí pudieron viajar, ya que comer los productos de la marca produce mayor satisfacción que salir en esas vacaciones.

En segundo lugar se encuentra otra campaña que produjo muchos comentarios y llevaba por nombre <<El mensaje de las Reinas>>. En los anuncios de esta campaña, de diciembre de 2.017, se puede notar el apoyo al sexo femenino y la promoción a la igualdad de los derechos entre las mujeres y hombres, hecho que no produjo felicidad en el público con tendencia machista de España.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend