Nielsen analiza la evolución de las innovaciones en el sector del gran consumo

estudio consumidores gran consumo

 

A los españoles les gusta ahora, al igual que en los años sesenta, encontrar productos novedosos en el lineal. A pesar de que ese gusto por probar productos nuevos no ha desaparecido, lo cierto es ya no se tienen las mismas expectativas, es decir, el consumidor no espera lo mismo de las innovaciones ahora mismo que hace cincuenta años; así lo asegura la consultora Nielsen, que cumple su cincuenta aniversario analizando el perfil del consumidor español, haciendo balance de lo que era hace cincuenta años y de lo que es en la actualidad.

Desde su nacimiento, Nielsen ha sido testigo de los gustos y preferencias de la población española, unos gustos que han ido cambiando con el transcurrir del tiempo y a medida que cambiaba la sociedad y sus valores. Según se desprende del análisis hecho por la reconocida consultora, en la actualidad un 33% de los consumidores quiere que lo que compra sea práctico, un 27% espera que el producto le haga la vida más fácil y un 23% quiere que responda de manera adecuada a sus necesidades. Estos son algunos de los datos más relevantes de un informe con el que se pretende analizar, desde la perspectiva del consumidor, la innovación en el sector del gran consumo.

Consumidor formado y exigente

A diferencia de los años sesenta, en la actualidad los consumidores españoles tienen una gran variedad de artículos en el lineal entre los que elegir; la competencia entre las marcas y la oferta de artículos ha aumentado de manera considerable, razón por la que el consumidor medita más su compra y desea que el desembolso de dinero valga realmente la pena.

En este sentido, y tal y como señalan los responsables del informe, “los españoles son ahora más exigentes y no incorporan con tanta facilidad los últimos lanzamientos a su cesta de la compra”, sino que “más de la mitad de ellos espera a que un producto se asiente en el mercado tras demostrar sus beneficios”. A pesar de que cada vez resulta más difícil sorprender a un consumidor bombardeado por novedades, lo cierto es que si prueba el producto nuevo, y éste cumple con sus exigencias, las probabilidades de compra aumentan de manera considerable. Tanto es así, que la mitad de los españoles cambiaría incluso de marca.

Del gusto general al particular

Nielsen también hace referencia en su balance a uno de los cambios más notables que ha sufrido el sector del gran consumo: el creciente carácter individualista del consumidor. Si hace cincuenta años las firmas lanzaban productos para cubrir necesidades básicas y generales, ahora se centran en el individuo y crean productos para un público más segmentado y con necesidades particulares. Un ejemplo claro de esta tendencia lo constituyen las firmas de aperitivos de patata, que han pasado de lanzar meras bolsas de patatas fritas a comercializar sabores, texturas y tamaños adecuados a necesidades y gustos muy concretos.

Ana Barrio, directora de Innovación de Nielsen, ha recordado que “los sesenta fueron el principio de la innovación del gran consumo tal y como la conocemos en la actualidad”, y ha añadido que “desde entonces el consumidor ha cambiado, y en la actualidad para tener éxito es imprescindible conocerlo e identificar sus necesidades. Hay que desarrollar innovaciones que se centren única y exclusivamente en esa necesidad. Cada productos ha de tener una misión en la vida del consumidor”.

Noticias relacionadas

Growth Reporter’de Nielsen: el gran consumo crece en España un 2%

Nielsen: el 76% de las innovaciones no supera el primer año en los lineales

Prescriptores de confianza a la hora de adquirir productos de alimentación infantil

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend