Más del 75% de los españoles asocia el consumo de aperitivos al ocio y la socialización

 

 

El consumidor español prefiere comer aperitivos en compañía de familiares y amigos, de manera moderada, en casa y en horario de tarde; estos son algunos de los datos más relevantes que se desprenden del último estudio publicado por la Asociación de Fabricantes de Aperitivos (AFAP) y elaborado por Nielsen durante los pasados meses de abril y mayo. El objetivo del estudio consiste en analizar los hábitos y actitudes del consumidor español ante este tipo de productos y conocer de manera pormenorizada el rol que desempeñan en el ámbito de la alimentación en España.

Los españoles consumen aperitivos en casa; tal y como se desprende del trabajo de campo que ha llevado a cabo la consultora Nielsen -que ha entrevistado a 600 consumidores de aperitivos con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años-, las patatas fritas y los frutos secos son las preferidas para tomar en el hogar, con un 91% y un 87% de panel encuestado respectivamente. Cuando el consumo de estos productos se realiza fuera del hogar (a través del canal HORECA, en la calle o en el trabajo), las patatas alcanzan el 64% del panel, mientras que los frutos secos sólo acaparan el 55%.

Frecuencia de consumo

El informe también muestra que el consumo de aperitivos en España es moderado, ya que la frecuencia con la que se ingieren ronda las dos veces por semana en casa, frente a la vez y media semanal cuando el consumo se produce fuera del hogar –la hostelería es el canal favorito, seguido de la calle y del trabajo-.

Las cantidades que se consumen semanalmente rondan los 30 y los 50 gramos (cantidad equivalente a una bolsa pequeña) dependiendo del tipo de producto que sea. Así, el 47% de los consumidores de patatas fritas y el 35% de los consumidores de frutos secos suelen consumir esas cantidades.

La tarde, momento preferido

Los españoles prefieren consumir aperitivos en horario de tarde como merienda o complemento de ésta, y así lo reflejan los datos: el 70% del panel encuestado señala que los consume por la tarde, es decir, para picar entre horas. Esta tendencia dista mucho de la que se viene observando en los consumidores anglosajones, quienes los prefieren como complemento de las principales comidas.

El placer es uno de los motivos que impulsa en España el consumo de este tipo de productos tal y como muestran las cifras del informe, que reflejan que el 60% de los consumidores españoles de aperitivos lo hace por este motivo y porque les gusta el sabor.

Rol socializador

El estudio también señala que los aperitivos son percibidos por los españoles como algo asociado a los momentos de ocio, pero también a los conceptos de bienestar y convivencia. Así lo afirma el 83% de los encuestados por Nielsen que consume patatas fritas y el 70% que consume frutos secos; ambos creen que los aperitivos son un buen vehículo para fomentar la socialización.

En este sentido, más de un 75% de entrevistados considera los aperitivos un producto ideal para amenizar reuniones con amigos y familia, y cree que aportan beneficios nutricionales importantes; más de la mitad de los consumidores entrevistados considera que los aperitivos son un tentempié idóneo y que comer aperitivos ocasionalmente no es algo reñido con la práctica de una dieta sana y equilibrada.

Noticias relacionadas

El consumo de Snacks sigue en fase de crecimiento

Los productos naturales continúan marcando tendencia en el mundo

Aperitivos saludables: el consumidor prefiere la gratificación a la nutrición

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend