Los fraudes alimentarios protagonizaron titulares a lo largo del pasado año 2013; el escándalo de la carne de caballo en productos precocinados salpicó a varias marcas de reconocido prestigio que comercializan sus productos por toda Europa. Ahora, el Parlamento Europeo ha mostrado su preocupación por la proliferación de este tipo de fraudes alimentarios: Los eurodiputados exigen la aplicación de un conjunto de medidas que tengan como objetivo el aumento y refuerzo de los controles en la cadena de producción.

Durante la sesión plenaria que se celebró este pasado martes 14 de enero, los eurodiputados abordaron el problema de los fraudes en el etiquetado de la carne y reivindicaron el endurecimiento de los controles que se efectúan en el seno de la cadena de producción. El carácter nacional de las inspecciones, sanciones y medidas de ejecución, unido a la naturaleza transfronteriza de la cadena productiva, conllevan una mayor complejidad a la hora de impulsar nuevas normativas al respecto.

Dilucidando la nueva ley

Por el momento, los eurodiputados sólo han abordado el tema, prestando una atención especial al control en el etiquetado que informa del origen de la carne en productos elaborados y precocinados. Hasta el momento, se trata de una resolución no legislativa, lo que implica que a partir de ahora el Parlamento Europeo comenzará a trabajar en la redacción de una nueva normativa; la aprobación de la nueva ley podría dilatarse de manera excesiva en el tiempo, tal y como ha sucedido en anteriores ocasiones.

La eurodiputada Esther De Lange ha recordado que los fraudes alimentarios que se han producido en los últimos meses suponen miles de millones de euros y que, a diferencia de los Estados Unidos, la Unión Europea todavía no ha definido de manera comunitaria qué se considera fraude alimentario y qué no.

Etiquetado de carne y pescado

Por ello, De Lange presentó este pasado martes un informe en el que no sólo especifica la necesidad de una definición común de ‘fraude alimentario’, sino que además pide a la Comisión Europea fortalecer las funciones de la Oficina Alimentaria de la UE y la generalización de pruebas de ADN en los alimentos. Este informe fue aprobado por 659 votos a favor; ahora los eurodiputados exigen más inspecciones a los alimentos congelados y un proyecto de ley para convertir en una obligación el etiquetado de la carne y el pescado elaborados.

Además, solicitan que los estados miembros fijen sanciones económicas más duras a quienes infrinjan la ley con el fin de evitar que salga más rentable quebrantar las normas, tal y como sucede en la actualidad.

¿Cuánto se hará esperar la nueva ley?

Noticias relacionadas

Walmart detecta ADN de zorro en la carne de burro que comercializa en China

FIAB, CONFECARNE y la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados han creado un Procedimiento para controlar el origen de la carne

Las empresas del sector alimentario podrán evitar la publicación de estudios

En España se confirma el fraude de la carne de caballo

 

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable