La subida del coste de los alimentos está provocando cambios en la cesta de la compra de los españoles. Los consumidores continúan comprando fruta, pero el encarecimiento de las frutas de verano (sandías, melones y melocotones) en plena ola de calor, ha supuesto un cambio en los hábitos de consumo.

Las frutas de verano más caras que nunca

El incremento del precio de algunas de las frutas de verano comenzó en abril y así lo ponen de manifiesto los datos de la consultora IRI. Esta auditoría detecta una subida anual del precio de la sandía del 18,7 % y del melón del 3,2 %  respecto a abril de 2021. Por otro lado, Las frutas en general subieron en abril un 10,3 % y el ascenso ha ido aumentando hasta llegar a la situación actual.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asegura que «la espectacular subida de los precios de la alimentación -la mayor en 28 años según datos del INE- ya está teniendo efectos en los hábitos de compra». En una reciente encuesta que esta asociación ha realizado se observa que «el 62 % de los consumidores ya ha modificado sus hábitos de compra, adaptándolos a su renta» y que «uno de cada cinco reconoce que ha dejado de comprar alimentos como la carne, el pescado, las frutas y las verduras». 

Manzanas y bananas Vs. sandías y melones

En el caso de las frutas de verano, con la subida de precios, «el consumidor va a buscar productos sustitutivos, que a sus ojos resulten más baratos» y que «puede que no coincidan con los más sanos». Se concluye que hay una  transferencia en el consumo de fruta de verano hacia otras familias diferentes por un motivo económico exclusivamente. Finalmente esta situación conlleva que en el primer cuatrimestre de 2022 haya una bajada del volumen de fruta vendido del 4,6 %. 

Si el consumidor necesita ajustar los costes de la cesta de la compra, pero hay un incremento del precio de sandías, melones o melocotones, optarán por sustituir las frutas de verano por otras frutas, como la banana o manzana a pesar de que no sean típicas de la temporada estival.

Un año de condiciones adversas

Según IRI después de «haber superado una pandemia, huelga de transportes, condiciones meteorológicas adversas e incluso la erupción volcánica de La Palma», el mercado de la fruta fresca «se enfrenta a una histórica tendencia alcista de la inflación.

El responsable nacional de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, afirma que los precios de las clásicas frutas de verano «han sido poco accesibles para el consumidor». La producción de sandía y melón hasta finales de mayo, ha sido escasa, en concreto un 50 % inferior, provocado por los episodios de calima y las intensas lluvias, a lo que se suma la llegada de menos fruta procedente de Senegal. La situación en junio ha cambiado, incrementándose los rendimientos y esto debería notarse con una bajada de los precios.

Precios percibidos por el agricultor

«El agricultor, que este año sufre un fuerte incremento de costes, cobró en mayo una media de 85 céntimos por kilo de sandía y, esta semana, 18 céntimos/kg», asegura el responsable de COAG. 

Fepex, respecto a la subida de los precios de la fruta de hueso afirma que «es imputable principalmente al fuerte descenso de la oferta debido a la mala climatología».

Afrucat , en Cataluña valora pérdidas en torno al 70 % del potencial productivo en melocotones y nectarinas a causa de las heladas y del granizo. En Aragón, Fedefruta, reporta pérdidas que llegan al 90 % para el albaricoque, y entre el 60 y el 70 % en melocotón y nectarina. Por otro lado, Apoexpa, en Murcia calcula que recolectarán un 20 % menos de fruta de hueso.

Cambios considerables respecto a 2021

Los precios medios nacionales en origen de la sandía y el melón del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación eran de 49,49 céntimos/kg para la sandía en la semana 23 (del 6 al 12 de junio de 2022) y de 61,93 céntimos/kg para el melón. Unos valores muy superiores a los de la misma semana de 2021 (20,79 y 32,17 céntimos, respectivamente).

El MAPA ha anotado que el precio medio en origen del melocotón amarillo en la semana 23 se situaba en 95,20 céntimos/kg (71,71 céntimos/kg en el mismo periodo de 2021). Por otro lado, la nectarina blanca estaba en 95,29 céntimos/kg (82,26 céntimos/kg), y la ciruela en 64,35 céntimos/kg (63,36 céntimos/kg).

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable