Después de realizar la compra semanal en Carrefour, con todo el estrés que eso conlleva, te acercas a la ludoteca a recoger a los niños y te encuentras que traen entre sus manos dos manualidades hechas con lo que parecen dos rollos de papel higiénico. La cara de los padres que hacían cola en ese momento para recoger a sus hijos era un auténtico poema, alguno de ellos devolvían la manualidad (con el enfado del niño) a las trabajadores de forma educada, mientras que otros optaron por ‘reciclarla’ al salir del local.

El servicio de Ludoteca que ofrece Carrefour es de gran utilidad cuando tienes que ir a realizar la compra y no puedes dejar a los niños con alguien que los cuiden unas horias. Por el precio que tiene, tres euros-hora después de la primera hora, no está nada mal y si encima los tienen entretenidos haciendo algún tipo de manualidades pues todo perfecto.

Inculcar los valores del reciclaje a los niños es algo que todos los padres deberían de realizar, especialmente con la separación en casa de los diferentes tipos de basura para depositarlos en sus respectivos contenedores. No obstante, la utilización de este tipo de artículos en un ambiente con niños pequeños no ha sido del agrado de todos los padres, que comentaban que les preocupaba su procedencia.

Necesidades del consumidor

Las grandes superficies de la Distribución tienen que adaptarse a la problemática de cada uno de los consumidores. En este sentido, son ya muchos hipermercados que ofrecen a los usuarios un servicio de ludoteca para que los niños puedan entretenerse mientras sus padres realizan la compra semanal.

Esta serie de servicios se encuentra cada vez más presentes en este tipo de superficies, ya que los padres pueden realizar las compras de forma mucho más eficientes sin la necesidad de tener que estar cuidado de los niños y comprobando en cada momento que no se pierdan.

Carrefour es una de estas superficies que presenta una sección específica para que los padres que visitar su superficie para realizar la compra puedan dejar a sus niños a buen recaudo. Para ello presentan un servicio de ludoteca que es gratuita durante la primera hora y cuesta 3 euros la hora si los padres alargan la compra. Este tipo de servicio viene a completar los que la conocida multinacional ofrece a sus usuarios.

La Ludoteca sólo está disponible para niños y niñas que de entre 85 y 125 centímetros de estatura y deberán de descalzarse para acceder a la sala y llevar calcetines para poder disfrutar de este servicio; una situación que no todos los padres aceptan de buen grado. El aforo máximo es de veinte niños y el responsable tiene que presentar el DNI tanto a la entrada como a la salida, además de estar localizable dentro del recinto.

Este servicio no permite la entrada a niños con enfermedades, no administra alimentos y no cambia pañales, si el niño necesita ser cambiado se avisa a los padres para que acudan a recogerlo y lo hagan de forma personal.

Noticias Relacionadas

Carrefour también es multada por venta a pérdidas de aceite de oliva

El Gobierno de Francia investiga a Carrefour

 

Carrefour continúa con su apuesta por las bebidas vegetales

 

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable