La filial española del gigante francés Carrefour no es ajena ni a la crisis económica ni a sus efectos en el consumo; según los datos económicos presentados por la propia compañía de distribución, se cumplieron seis años consecutivos de pérdidas para Carrefour España, lo que se traduce en números rojos para la segunda compañía más importante de gran distribución en España después de Mercadona, un hecho sin precedentes hasta el momento. A pesar de ello, el grupo galo ha señalado que aprecia signos de recuperación, y que sus cifras de facturación mejoran de manera notable.

Carrefour en España cerró el pasado ejercicio 2014 con unas pérdidas después de impuestos de 21,7 millones de euros, cumpliendo así seis años de pérdidas consecutivas en un país en el que el consumo está estancado sobremanera. Estas pérdidas se deben al descenso de la rentabilidad después de que los precios fuesen bajados, pero sobre todo a la caída de las ventas. Según ha señalado la publicación especializada ‘el Economista’, la multinacional ha adjuntado a la memoria enviada al Registro Mercantil de Madrid su opinión al respecto; según Carrefour “el difícil entorno macroeconómico del país, caracterizado por el bajo crecimiento y los fuertes ajustes fiscales, que han repercutido de manera clara en un descenso generalizado del consumo” es una de las causas que explicarían la situación económica de su filial en España.

Impuestos y consumo

Según esta afirmación, la subida de los impuestos a los ciudadanos, en especial del IVA y del IRPF, está teniendo consecuencias en el consumo, ya que estos impuestos vienen a vaciar todavía más a un vaso que ya está casi vacío, el del poder adquisitivo. Pero el poder adquisitivo de los españoles, cada vez más pequeño, también se ve amenazado por otro tipo de factores, como por ejemplo las nuevas tasas que comunidades como Cataluña o Baleares quieren aprobar y que afectan al consumo de bebidas azucaradas o de los envases (Baleares).

Lo cierto es que esta retahíla de cifras negativas para Carrefour España se inició en el ejercicio 2009, año en el que comenzaba una crisis económica que todavía hoy coletea y merma el consumo. Desde entonces y hasta finales de 2014, la multinacional francesa ya acumula seis años consecutivos de pérdidas, unas pérdidas que se cifran en un descenso acumulado en las ventas de casi un 10%.

Tal y como se apunta desde la propia multinacional, con la crisis “los hogares han convertido el precio en el eje central de todas sus decisiones”. Este hecho obliga a la cadena a reducir costes logísticos, negociar la mercancía con los proveedores y optimizar el stock con el fin de ofrecer productos a precios muy competitivos a un consumidor que dispone de menos dinero para comprar.

Noticias relacionadas

La Gran Distribución espera el mejor cierre de año desde que comenzara la crisis

Carrefour crea una tarjeta de fidelización destinada a los jóvenes

Carrefour obtiene 902 millones de euros de beneficios durante el primer semestre

Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado