La naranja es una fruta cítrica proveniente de los árboles Citrus sinensis (naranja dulce) y Citrus aurantium (naranja amarga) de origen asiático.

El árbol es pequeño y perenne. Es muy sensible a las bajas temperaturas (se desarrolla bien en climas subtropicales) y necesita mucha luz y agua para la maduración de sus frutos. Por debajo de los 3 a 5 grados de temperatura la planta muere. Es también sensible al viento y a la salinidad por lo que se prefieren, para su cultivo, los suelos arenosos, profundos y sin caliza.

Las hojas son de alas pequeñas y espinas no muy aguzadas. Las flores (azahar) son blancas y muy perfumadas.

Su fruto es más pequeño y dulce que el pomelo o toronja y más grande que la mandarina.

Es un fruto hesperidio, es decir, una baya modificada con una cubierta más o menos dura y un interior carnoso dividido en 10 celdas en cuyo interior crecen las semillas y los sacos de zumo.

Las naranjas, a diferencia de otras frutas, no madura una vez cosechada. La calidad de la naranja viene dada por su punto de maduración, por eso es muy importante recolectarla en el momento justo cuando la proporción de azúcar y acidez sea óptima.

Su cantidad de azúcar y, por lo tanto, su dulzura depende del clima. Cuanto más cálido sea el lugar de cultivo, más dulce será la naranja.

Antes de utilizarla hay que lavar su corteza muy bien ya que se le suelen adicionar ceras que, a su vez, puede transportar productos fungicidas que pueden ser tóxicos para el consumo humano.

Los principales productores de naranjas son: Brasil, Estados Unidos, México, China, España, India, Italia, Irán, Egipto y Marruecos.

 

Historia de la naranja

 

El origen de la naranja es incierto, aunque se ciertos autores lo ubican en China y Japón hace más de 3.000 años.

En la mitología romana se habla del “árbol de las manzanas de oro”. Se consideraba tan valioso que Gea le cedió a Juno el Jardín de las Hespérides, situado en el monte Atlas, como regalo de bodas.

De allí se extendió por Asia siguiendo la Ruta de la Seda.

Fueron introducidas en España por los árabes en el siglo X, pero eran de la variedad amarga.

En el siglo XV Vasco da Gama trajo de la China nuevas variedades más dulces (por eso se las conoce como “naranjas de la China”).

Los españoles llevaron, en sus viajes de Conquista, esta fruta a América. Colón en su segundo viaje (1493) llevó semillas de naranjas y limones que fueron plantadas en La Isabela y La Española (actualmente República Dominicana y Haití). En 1518, Bernal Díaz del Castillo en sus “Memorias” habla del cultivo de naranja en la América Continental. A mediados del siglo XVI ya se cultivaban en las Antillas y América Central.

En 1788 aparecen los primeros datos sobre la exportación de naranjas desde España hacia Francia.

En 1850 comienza la exportación al Reino Unido.

De allí en más empieza la expansión por el resto del mundo.

 

Variedades de naranjas

 

Existen 4 divisiones principales y dentro de ellas unas 300 variedades distintas, con maduración en distinta época del año por lo que es una fruta que puede consumirse todo el año.

  • Grupo Navel: que se caracteriza por su ombligo y su consumo en fresco. Aparecieron en 1820 en Brasil debido a una mutación. Son de madurez precoz y sus frutos no tienen semillas de gran tamaño, la cáscara se pela fácilmente, es de color naranja intenso y de sabor dulce. Se cultiva sobre todo en España, Marruecos, Turquía, Sudáfrica, California, Australia, Uruguay y Argentina.
  • Grupo Blancas sin ombligo: son menos ácidas y se usan sobre todo para zumos (ya que el mismo no tiene sabor amargo).
  • Grupo Sanguinas: son también resultado de una mutación en el año 1829 en Castellón (España). Se diferencian por el color rojizo de su cáscara y su pulpa debido a la presencia de un pigmento llamado antociano. Esto se debe a que pasan por bajas temperaturas nocturnas. Su sabor recuerda al de las frambuesas o cerezas. Su fruto es pequeño, con pocas semillas y la corteza es fina y brillante. Sólo se encuentran en los meses de enero y febrero y es exclusiva de la zona del Mediterráneo.
  • Amargas, pérsicas o agrias: no se suelen comer crudas, sino que se las utiliza para elaborar mermeladas, confituras y esencias.

 

Componentes de las naranjas

 

La naranja es ácida con un pH de entre 3,1 a 4,1. Son bajas en calorías (44 calorías por cada 100 gramos) debido a su bajo contenido en hidratos de carbono (sacarosa, dextrosa y levulosa), grasas y proteínas.

Posee gran cantidad de vitamina C (100 gramos de naranja contienen el 90 % de las necesidades diarias de una persona), folatos, carotenoides como el β-caroteno, precursor de la vitamina A; flavonoides como la hesperidina, quercetina y rutina; limonoides; fibra (tanto solubles como insolubles) siendo especialmente abundante la pectina; minerales (potasio, magnesio, fósforo y calcio).

 

Beneficios para la salud de las naranjas

 

1-    Mejora el sistema inmunitario

Refuerza las defensas del organismo, ayudando a combatir las infecciones bacterianas y virales, además de prevenir los resfriados y las gripes.

2-    Previenen el envejecimiento

Su contenido en antioxidantes previene el envejecimiento prematuro y mantienen la piel saludable, combatiendo el exceso de radicales libres. La vitamina C ayuda a generar colágeno.

3-    Ayuda a combatir la anemia

La vitamina C es fundamental para que se produzca una adecuada absorción del hierro presente en los alimentos, que es un factor fundamental para la producción de glóbulos rojos.

4-    Ayuda a tener huesos fuertes y saludables

Su contenido en calcio, magnesio, fósforo y vitamina C mantiene la salud de los huesos y los dientes. Protege, por lo tanto, contra la osteoporosis, el raquitismo y ayuda al crecimiento de los niños.

5-    Regula el funcionamiento intestinal

Gracias a su contenido de fibra ayuda a prevenir el estreñimiento. Un vaso de zumo de naranja en ayunas ayuda a una correcta evacuación de las heces.

6-    Ayuda con la pérdida de peso

Es una fruta muy baja en calorías, controla el tránsito intestinal por su contenido en fibra y tiene un contenido bajo de grasas e hidratos de carbono.

7-    Ayuda en el tratamiento de la diabetes

Posee un índice glucémico bajo (de entre 31 a 51). Esto indica la rapidez con que la glucosa ingresa en nuestro organismo luego de la ingesta de diversos ingredientes. Por este motivo ayuda a controlar el exceso de glucosa en sangre.

8-    Ayuda a controlar el colesterol

Ya en 1994 un estudio demostró que la naranja ayudaba a disminuir el colesterol sanguíneo gracias a su contenido en pectina.

9-    A nivel cardiovascular

Ayuda a prevenir la formación de trombos y coágulos, inhibiendo la agregación plaquetaria. También ayuda a prevenir la presión alta o hipertensión.

10-Es un poderoso antioxidante

Posee cuatro sustancias con efecto antioxidante: quercetina, vitamina C, provitamina A y ácido fólico. Esto retarda la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el envejecimiento, la aterosclerosis y algunos tipos de cáncer (como el de estómago, mama, pulmón, boca y piel).

10- Ayuda en el tratamiento de la gota

Facilita la disolución y eliminación de los depósitos de uratos.

11- Las tisanas son muy útiles

Las tisanas hechas con hojas y flores de naranjo son útiles para la tos seca, los nervios, el dolor de estómago y el insomnio.

12- Evita el escorbuto

Su gran cantidad de vitamina C evita el escorbuto que es una avitaminosis que afecta a las personas que no consumen suficiente cantidad de frutas frescas. Sus síntomas son la aparición de hematomas, sangrado de encías, debilidad, fatiga y sarpullido.

13- Ayuda a fortalecer los músculos

Su contenido de potasio, magnesio y sodio hace más fuertes los músculos y previene los calambres.

14- Mejora el funcionamiento cerebral

Su contenido en colina mejora la memoria, el aprendizaje y ayuda en los trastornos del sueño.

15- Actúan como antialérgicos y antiinflamatorios

16- Sirve para rehidratarse luego de actividades físicas de más de 90 minutos de duración

Se mezcla jugo de naranja con agua, azúcar y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio funcionando perfectamente como bebida de rehidratación.

17- Actúa como antidepresivo

No sólo el consumo sino también el aroma de esta fruta posee efectos antidepresivos, calmando el mal genio y la ira y generando sentimientos positivos, como alegría y calma.

18- Ayuda en el tratamiento de la bronquitis

Se puede realizar un tratamiento depurativo que consiste en tomar el jugo recién exprimido durante 10 días. Esto ayudaría a eliminar el moco que se deposita en los bronquios.

 

 

Contraindicaciones de las naranjas

 

Hay personas que son alérgicas a los cítricos y presentan sarpullido o erupción en la piel luego del consumo de naranjas u otros cítricos.

La naranja puede provocar migrañas en personas que tienen un déficit de una enzima denominada DAO (diamino-oxidasa) debido a que la histamina no puede ser degradada.

También puede provocar problemas intestinales como diarrea si se consume en exceso.

 

 

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.