Los promotores del plan que ata a los participantes de la industria hortícola de 3 naciones centroamericanas afirman que están impulsando la cosecha de vegetales de calidad y que los mercados exigentes estén al alcance de todos, al igual que mayores ganancias.

“Innovamos” ya fue aplicado con éxito en Guatemala, Nicaragua y Honduras a través de Rikolto, una organización internacional. Esto ha dado frutos ya que hay muchas familias productoras que aumentaron sus ingresos luego de que la cuarentena haya afectado tanto su economía como la de su país fuertemente.

Guillermo Gutiérrez, coordinador de Rikolto, explicó que la idea general de la iniciativa es poder vincular la totalidad de los participantes del rubro hortícola de los ya mencionados países. La razón es para buscar soluciones a los distintos problemas que la pandemia dejó.

Ya hubo organizaciones que se asociaron y aliaron para concretar los temas a tratar en los próximos años.

El fin es tener una industria hortícola saludable

En Nicaragua, se propusieron tener un mejor control biológico de plagas. Se realizó con éxito y desde junio del pasado año se pudieron cosechar vegetales de calidad.

La Unión de Cooperativas Agrícolas del Norte es la gran responsable de los cambios en Nicaragua. En ella, están involucradas alrededor del sesenta por ciento de las producciones hortícolas del país. La UCA (Universidad Centroamericana) y “La Cuculmeca”, una ONG, son los otros dos protagonistas.

Uno de los objetivos que, como vicepresidente de la cooperativa, se propuso es aprender más sobre los controladores biológicos. Y las nuevas tecnologías en general, porque es importante estar al tanto de las nuevas actualizaciones a viejos métodos, más efectivas y a veces más económicas.

Además, destacó la importancia de la tendencia a dejar de usar químicos a la hora de producir y consumir alimentos. Ya que estos no solo son dañinos para los que los ingieren, sino que también son un gran problema a la larga para el medioambiente.

La inocuidad de los alimentos es el objetivo principal de la cooperativa que controla el sesenta por ciento de la producción agrícola nicaragüense.

La compañía Agrónica, de productos nutricionales, junto con La Cuculmeca fueron las que más recientemente se sumaron al proyecto.

En Honduras mitigaran plagas

El Consorcio Agrocomercial de Honduras y la Universidad Zamorano estarán a cargo de hacer investigaciones y validaciones que ayudarán a controlar y mitigar las plagas como los caracoles y las babosas en las hortalizas como la coliflor, la lechuga o el brócoli. De esta manera, los productores pequeños de Honduras podrán acceder a los mercados que exigen vegetales inocuos y prácticamente perfectos que usualmente las  grandes productoras se pueden permitir tener.

Por último, en Guatemala, lanzarán este diciembre el EVI, espacio de vinculación interinstitucional. Allí participarán la Universidad del Valle de Guatemala y la Asociación para el Desarrollo integral y sostenible de la Agricultura. El espacio tendrá como plato principal los temas de calidad y microbioma de la tierra en lugares con escasez de producción de ejote francés y arvejas.

Gutiérrez dijo además que buscan institucionalizar el espacio. Que facilite la conexión entre las distintas asociaciones con las empresas privadas y por sobre todo a la academia. De este modo la investigación, producción y comercialización están mejor conectadas y la calidad general de la industria hortícola sube.

Según Guillermo, esta subida de calidad sirve específicamente para cosechar más y mejores vegetales para afrontar las crisis alimentarias.

Si bien se va a hacer este año, originalmente iba a suceder en el 2020, pero obviamente fue pospuesta por la pandemia.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.