Diversos países sudamericanos han trabajado juntos para evitar que la peste porcina africana ingrese en la región. Todos ellos miembros de la Comunidad Andina y el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur. Esto lo informó este lunes la agencia Integración andina.

La decisión se tomó «por la recurrencia de este virus» en el continente. Luego, fue confirmada en un comunicado conjunto. Este fue firmado por el secretario general de la CAN, Jorge Hernando Pedraza. De él, también participo el presidente «profesional» del CVP, Diego De Freitas.

Los Acuerdos de la Declaración Conjunta incluyen diversos países. Entre ellos Colombia, Ecuador y Perú, países que integran la CAN. Por otro lado, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, países que conforman la CVP.

«Es fundamental que los países que forman los dos bloques tomen medidas coordinadas para prevenir la presencia de esta enfermedad. Lo que nos permitirá prepararnos para la posible emergencia», dijo Pedraza sobre el asunto.

Agregó que estos acuerdos son parte de un convenio de cooperación técnica. Este fue suscrito entre las dos organizaciones en marzo de 2020. Tienen el objetivo de mantener y mejorar el estado sanitario de los nueve países. Además de fortalecer la competitividad de los productos de origen animal en el comercio internacional. Por último, prevenir la entrada de enfermedades exóticas a la región.

En este sentido, las agencias se han comprometido a trabajar en conjunto. Buscan fortalecer las barreras sanitarias, principalmente en puertos y aeropuertos. Así como para mejorar el manejo del equipaje de los pasajeros de las zonas afectadas alrededor del mundo. Por último, también controlar lo que se embarca. recibido por correo.

Además, fortalecer la vigilancia y bioseguridad en las granjas porcinas. Aunque no se olvidan de mejorar los diagnósticos en los laboratorios. Como también buscan mejorar la relación entre sus servicios veterinarios y la formación y educación veterinaria. Así como la disponibilidad de información técnica en la Web.

La peste porcina africana, un antiguo reto

La CAN informa que hace 40 años que no se detecta peste porcina africana en América Latina. Pero que fue reportada en julio pasado por República Dominicana a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La peste porcina africana, agregó, «es una enfermedad hemorrágica exógena y transfronteriza. Tiene gran virulencia que afecta a los jabalíes domésticos y salvajes, con una alta tasa de transmisión».

En este sentido, provoca una alta mortalidad en estos animales. Pero si bien no es contagioso para los humanos, «ocasiona importantes pérdidas directas e indirectas. Pérdidas en el conjunto de la producción y constituye un obstáculo al comercio internacional». Esto advirtió el organismo.

El Instituto de Cooperación Interamericana para la Agricultura (IICA) advirtió el 8 de octubre fuertes preocupaciones. Por ejemplo, que la presencia de peste porcina africana en Estados Unidos. Esta representa una amenaza para la seguridad alimentaria. Además, requiere un esfuerzo zonal para detenerla y destruirla.

El IICA, con sede en San José, Costa Rica, afirma que la enfermedad debe ser tratada urgentemente. Más todavía, sincrónicamente en América Latina y el Caribe. Ya que está emergiendo en República Dominicana y Haití como una amenaza para la seguridad alimentaria regional. También afecta los medios de vida de los pequeños y medianos productores.

La enfermedad se detectó por última vez en Cuba en 1971 y 1980. En Brasil y República Dominicana en 1978 y Haití en 1979. Sin embargo, en julio pasado se notificaron casos confirmados en República Dominicana y septiembre en Haití. Los dos países comparten la isla Hispaniola, en el Mar Caribe. EFE

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Agrogesa Marketing4food.