Déjanos adivinar. ¿Eres de los que cocinan para el blog o Instagram? ¿O cuando te sientas en un restaurante, comer puede esperar porque lo primero es tomar fotografías? No eres el único. Una simple búsqueda en Internet arroja millones de resultados sobre fotografía de alimentos. De hecho, si una receta no está acompañada de una muy buena fotografía, la mayoría de los usuarios la pasa por alto. Ahora bien: hay alimentos muy poco fotogénicos aunque deliciosos. Y otros que integran el top 5 de las recetas más fotografiables.  A continuación, trucos para que todo salga perfecto.

Trucos para hacer tus recetas más fotografiables

Seamos sinceros. No se trata solamente de los ingredientes. En realidad, la fotografía gastronómica tiene una finalidad, y es despertar nuestras emociones a través de la fotografía de alimentos.

Por ese motivo, tan importantes como la receta y la preparación exactas, son la iluminación, la composición, el fondo, y algunos otros detalles que te daremos a continuación.

Siguiendo estos trucos, harás tus recetas más fotografiables y tentadoras.

  • Toma las fotografías rápidamente. Algunas partes del plato pueden deslucirse visualmente si pasa un poco de tiempo. Por ejemplo un helado puede derretirse. En la fotografía publicitaria de alimentos, muchas veces los verdaderos son reemplazados por trucos para evitar ese problema. ¡De hecho, hay trucos que mejor no querrás saberlos!
  • Utiliza platos de color blanco. Son los más recomendables al comenzar.
  • Aprovecha la luz natural. Los días nublados son perfectos.
  • Crea texturas. Por ejemplo, apoya el plato sobre una mesa de madera.
  • Compón una escena. Coloca alrededor del plato elementos sugerentes. Por ejemplo una aceitera, pimentero, un molinillo, mortero, ramas de canela, hierbas frescas o lo que tu imaginación te dicte.
  • Cambia los planos para capturar la esencia de la receta.

Top 5 de las recetas más fotografiables

Esta es nuestra selección de las cinco recetas más fotografiables. ¡Te explicaremos por qué!

  • Pastas. Las recetas de pastas son muy fotogénicas. Tienen una combinación de colores ideal: rojo, verde, dorado. Además, pueden pasar hasta treinta minutos sin que se altere demasiado. Lo mejor es elegir pastas anchas o gruesas, ya que permancerán naturales más tiempo. También, decorar con hierbas frescas.
  • Vegetales frescos. Si revisas unos cuantos blogs o páginas de fotografía gastronómica no encontrarás muchas preparaciones con frutas o verduras frescas. ¡Sin embargo componen las recetas más fotografiables! Son ideales para jugar con muchos colores. Además, resisten varios minutos sin marchitarse. Evita vegetales que se oxiden, como los aguacates, o fotografía muy rápido. No adereces los vegetales con aceite o vinagre porque se marchitarán más rápidamente.
  • Carnes asadas. Otro alimento que puede pasar un buen rato en el plato sin perder su aspecto tentador y como recién salido del horno o el asador. Utiliza salsas para dar brillo a la carne, pero sin exagerar. Evita cortarla, ya que los jugos se oscurecen con la oxidación.
  • Bandejas o tablas. Las bandejas o tablas son geniales para fotografiar, sinceramente, una de las recetas más fotografiables que existen. Ya sea una tabla de embutidos, quesos o desayuno. Hay una variedad increíble de formas, colores y texturas para combinar, con multitud de accesorios como pequeños platos, cubiertos o pinchos.
  • Postres con frutas o gelatina. ¡Cuidado con las cremas! A veces fotografiar una copa de frutos rojos con un encantador copo de nata montada puede ser muy tentador pero… ¿Cuánto tiempo se mantendrá la nata en su lugar? Elige postres con frutas cubiertos de gelatina o mermelada. La fotografía tendrá brillo y color y nada se moverá de su sitio.

Haz tu propia experiencia

Nuestro top 5 de recetas más fotografiables es, de alguna forma, una sugerencia para comenzar. Con más experiencia conseguirás fotografiar cualquier receta. Incluso podrías conseguir que unas simples rebanadas de pan se vean como el desayuno más tentador.

Antes de fotografiar una receta, descubre qué quieres transmitir, dónde quieres poner el acento, y concéntrate en ese punto. Recuerda que el objetivo de la fotografía de comidas es emocionar.

La fotografía de comidas tiene mucho de artístico, a diferencia de la fotografía publicitaria que puede utilizar otros trucos para conseguir el efecto. Tus fotografías de recetas deben ser naturales y espontáneas; un poco de desorden, algo fuera de lugar, mientras no denote desprolijidad, será siempre bienvenido.

¿Tienes tus propios trucos para las recetas más fotografiables? ¡Compártelos!

 

Tags: , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable