Es sabido que la dieta tiene una gran influencia sobre la belleza y salud de la piel. La piel seca es frágil, apagada y presenta enrojecimiento y picazón. Sin embargo, no se la debe confundir con la piel deshidratada. Aunque comparten algunos síntomas, se deben a causas muy diferentes. La sequedad caracteriza un tipo de piel. En tanto, la deshidratación puede afectarlas a todas. La diferencia es simple: la piel seca carece de grasas, que permiten mantener la hidratación y flexibilidad. En tanto, la piel deshidratada es la que pierde agua.

Características de la piel seca

Como acabamos de ver, la sequedad de la piel se debe a un déficit de grasas. Las grasas tienen una función muy importante: crear la barrera lipídica, que es el verdadero escudo protector de la salud.

La barrera lipídica es una combinación de agua y grasas que cubre la superficie y actúa como un escudo frente a las toxinas y otras agresiones. Por este motivo, la piel seca es más frágil y tiende a envejecer más rápidamente que las pieles normales o grasas.

No se debe confundir con la piel deshidratada. En ésta, lo que falta precisamente es agua. Por este motivo, tanto las cremas para la piel como la dieta son muy diferentes.

Como sus síntomas son parecidos, ¡no es raro confundirse y utilizar un producto hidratante cuando en realidad necesitas uno nutritivo!

Y si bien el agua es el alimento ideal para la piel, ya que la mantiene hidratada, si el caso es la piel seca se deben incorporar más alimentos ricos en grasas saludables.

A continuación, una guía con las cinco mejores frutas para tratar la piel seca y devolverle lozanía y flexibilidad.

Las cinco mejores frutas para la piel seca

Para comenzar, recordemos las mejores vitaminas e ingredientes naturales para la piel seca:

  • Ácidos grasos esenciales.
  • Vitamina C.
  • Carotenoides.

Se deben combinar con agua, agua y más agua: al menos ocho vasos diarios para cuidar la piel desde adentro.

Por otra parte, se deben evitar los alimentos que resecan la piel como el exceso de sal y azúcar, carnes rojas y comidas picantes.

Tomate

Aunque todavía se discute si es una fruta o una hortaliza, el tomate es un gran remedio natural para la piel seca. Contiene betacarotenos, a los que debe su color rojo. Además, es rico en vitamina A que A repara la piel, mientras que los betacarotenos fortalecen la barrera protectora, hidratando y rellenando las células de la piel. También se encuentran entre los alimentos que dan color rosado a la piel 

  • Ensalada de tomates y zanahorias. ¡Un verdadero festín de betacarotenos! Tu piel seca te lo agradecerá. Combina tomatitos cherry con una zanahoria finamente rallada. Adereza con aceite de oliva, vinagre y sal.

Aguacate

Contienen mucha vitamina E y grasas saludables, en particular ácidos grasos Omega 6. Previenen el envejecimiento prematuro y mantienen la piel flexible y sedosa. Además, el aguacate es un ingrediente natural de mascarillas faciales. De hecho, es una de las mejores frutas para la piel y el cabello, ya que los cuida por dentro y por fuera.

  • Ensalada de aguacate. Combinar unas hojas de lechuga, tomates cherry, rábanos, cebolleta, y pepino, todo cortado finamente, con un aguacate cortado en cuñas. Condimenta con hojas de menta, perejil picado, zumo de limón y aceite de oliva.

Cítricos

Ricos en vitamina C, una de las más importantes para nutrir la piel seca. Además, estimula las funciones de la piel favoreciendo la eliminación de toxinas. Combinan perfectamente con los frutos secos, el siguiente alimento más importante para la piel seca.

  • Ensalada de cítricos y frutos secos. Combinar 2 pomelos y 3 naranjas con 150 gramos de nueces y 50 gramos de lechuga. Pelar los cítricos quitando la parte blanca. Separar la pulpa completamente de la membrana de cada gajo. Aderezar con aceite de oliva, vinagre y sal.

Frutos secos

Grandes aliados de la piel seca. Contienen vitamina E, antioxidantes  y grasas saludables.  También vitamina B2 que ayuda a la renovación celular. Además, su alto poder de saciedad te ayuda a llevar una dieta equilibrada. No se debe temer su alto poder calórico, que es mínimo si se consumen al natural.

  • Mezcla de frutos secos para ensaladas. Prepara este exquisito mix que hará tus ensaladas más crocantes: muele o pica almendras, pistachos y nueces combinados con semillas de girasol. Adereza con aceite de oliva y vinagre.

Melón y sandía

Dos frutas que casi siempre aparecen juntas en las fruterías. Contienen vitamina A, esencial para la formación de proteínas que protegen la piel seca y escamosa.

  • Yogur con melón y sandía. Corta pequeños cubos de melón y sandía y combínalos con tu yogur preferido. También se pueden agregar a ensaladas y batidos de frutas.
Tags: , , , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable