El acné es una de las afecciones de la piel más comunes. De hecho, no hay casi nadie que no lo haya padecido. Si bien es más común en la adolescencia, puede aparecer en la adultez e incluso en bebés. Según la Sociedad Española de Dermatología, hay poco conocimiento acerca del acné, lo que lleva con demasiada frecuencia a soluciones caseras. Es muy difícil prevenir el acné, ya que principalmente sus causas son hereditarias y hormonales. Sin embargo, aunque no se puede atribuir a la dieta, se está descubriendo su vinculación con un microbioma saludable, en el cual la alimentación juega un rol muy importante.

¿Pueden las naranjas ayudar a prevenir el acné?

La Sociedad Española de Dermatología informa, en su Guía para Pacientes con Acné, acerca de avances en las investigaciones sobre las causas del acné.

Según esta guía, estudios recientes revelan que ciertos cambios en la fisiología cutánea y el microbioma tendrían relación con la aparición del acné.

Recordemos que el microbioma es el conjunto de bacterias y otros microorganismos que habitan nuestro organismo. Son unos 100 billones de ejemplares… ¡más que todas las células que forman nuestro cuerpo! Protege al organismo y ayuda a los distintos órganos a cumplir sus funciones.

De todas esas bacterias, aproximadamente 1 billón reside en la piel.

En las personas con tendencia al acné, existe una alteración en su barrera epidérmica.  Esta alteración debilita la microbiota de la piel, permitiendo el desarrollo de bacterias nocivas. Además, se altera la degradación de las grasas que producen las glándulas sebáceas, favoreciendo la acumulación que tapa los poros y se convierte en acné.

Por este motivo, un microbioma de la piel saludable puede ayudar a prevenir el acné.  Para mantener feliz la población de bacterias los principales estímulos son: una buena alimentación e hidratación y cuidado de la piel.

Las naranjas pueden aportar a los dos requisitos. Por su contenido en agua ayudan a la hidratación. Además, son ricas en vitamina C, una de las más beneficiosas para una piel sana.

Valores nutricionales de la naranja

¿Hablamos de prevenir el acné? Aprendamos un poco más acerca de la naranja.

Como decíamos anteriormente, para mantener saludable el microbioma de la piel se necesita el estímulo de una buena hidratación y alimentación saludable. No nos cansaremos de repetir que la alimentación saludable es una dieta equilibrada, variada y rica en frutas y verduras frescas.

Según la Asociación 5 al Día, una naranja tiene las siguientes propiedades:

  • 90% agua.
  • Bajo poder calórico. 100 gramos de naranja fresca aporta solo 47 Kcal.
  • Beneficia el sistema inmunitario gracias a la vitamina C. Esta vitamina ayuda a resistir las infecciones y aumenta la absorción del hierro, calcio y fósforo. Además, posee propiedades antioxidantes.
  • Contiene ácido fólico. Es muy necesario para las mujeres en edad fértil a fin de prevenir las malformaciones fetales del tubo neural.
  • Aporta vitaminas A, B1, B2 y potasio.

Cómo consumir naranjas para prevenir el acné

Las propiedades de la vitamina C son múltiples y muy beneficiosas para la piel. De hecho, muchos productos para el cuidado de la piel contienen ácido ascórbico, que no es otra cosa que la vitamina C.

Sin embargo, debemos saber que las propiedades de la vitamina C para prevenir el acné se basan en su influencia favorable sobre el microbioma de la piel. La vitamina C llega a la piel después de absorberse en el intestino. Previene el estrés oxidativo. Además, posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Sin embargo, todo esto es posible siempre que consumas la naranja entera.

De hecho, una de las causas del acné es la ingestión de alimentos muy ricos en azúcar. Ese es precisamente el caso del zumo de naranja. Un vaso de naranjas exprimidas tiene el equivalente a 10 cucharadas de azúcar. Además, no contiene la fibra que ayuda a la digestión y hace más lenta la absorción de los azúcares.

Por otra parte, la cantidad diaria recomendada es de dos naranjas por día. Es porque el organismo necesita aproximadamente 60 mg. de vitamina C por día. Dos naranjas aportan entre 100 y 150 mg. de esta vitamina. Es importante saber que nuestro organismo ni produce ni acumula vitamina C. Es decir que, una vez cubierta la necesidad diaria, el resto se elimina por la orina o las heces.

De manera, la ingesta saludable de naranjas puede ayudarte a prevenir el acné.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado