El responsable del sector avícola de la organización agraria COAG, Eloy Ureña, informó que puede producirse el cierre masivos de granjas avícolas en España. De hecho, se calcula que hay 5.000 granjas en situación crítica. Se debe a que los precios no reflejan la escalada de costes de producción. Especialmente, en piensos y energía, también en plásticos, agua y fertilizantes. Además, se refirió al modelo alimentario «low cost» que lleva hacia un sistema productivo concentrado.

5.000 granjas avícolas de España en producción a pérdidas

COAG, Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, advirtió hoy en un comunicado que 5.000 granjas avícolas de España se encuentran en situación crítica. Sin embargo, la crisis afecta todo el sector. Esto puede llevar al cierre masivo de granjas. Se debe al brutal aumento de los costes de producción.

Según la organización, en los últimos meses, los aumentos fueron:

  • Gasóleo: 40,6%.
  • Energía, luz y gas: 150%.
  • Plásticos: 50%.
  • Agua: 30%.
  • Fertilizantes: 100%.
  • Piensos: 25%.
  • Envases: 25%.
  • Costes derivados de las nuevas normas de prevención por la pandemia, como turnos espaciados, adquisición de equipos de protección personal entre otros.

Así, se explicó que la producción avícola requiere un alto consumo de estos elementos. Por ejemplo, la energía se utiliza para mantener una atmósfera saludable en cuanto a temperatura, humedad y luz las 24 horas. Además, se prevé un agravamiento de la situación en verano, cuando se intensifica el uso de ventiladores y humidificadores.

En cuanto a la producción de huevos, es un sector muy tecnificado que se ve afectado por el incremento de los costes de electricidad y envases.

Críticas y propuestas a la cadena de valor del sector avícola

A los aumentos de costes se suman distintos factores relacionados con la cadena de valor del sector avícola.

Para COAG, en estos momentos la cadena de valor se fundamenta en la producción a pérdidas de los ganaderos.

No solamente los aumentos de costes evaporan los estrechos márgenes de rentabilidad, sino que además las cadenas de distribución utilizan el pollo como producto reclamo.

Así, según el comunicado, “este tipo de prácticas comerciales tensionan aún más la cadena de valor, hundiendo las cotizaciones del pollo en origen”. 

Además, Ureña se refirió al modelo alimentario «low cost». Para Antonio Callejo Ramos, profesor de Producción Anila de la Universidad Politécnica de Madrid, este modelo lleva inexorablemente hacia un sistema concentrado.

La misma reflexión la realizó Iñaki Goenaga, presidente el ENBA en la XXX Asamblea de la organización. Según el dirigente, el modelo de alimentación low-cost es insostenible, ya que la cadena alimentaria se sustenta en que el productor trabaje a pérdidas.

En concreto, el precio que recibe el ganadero no lo establece el productor sino la gran distribución.

Consecuencias de la crisis de las granjas avícolas

Las distintas organizaciones reclamaron la aplicación de la Ley de Cadena Alimentaria y medidas de proporcionen estabilidad y rentabilidad a las granjas avícolas. Por ejemplo contratos que reflejen el aumento de costes de los ganadores, tanto de los que trabajan con integradoras como los que operan en forma independiente.  Por todo ello, solicitarán una reunión urgente con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

COAG advirtió que si no se corrigen los desequilibrios, de cara al verano la falta de rentabilidad de las explotaciones «puede llegar a provocar un desabastecimiento en el mercado de carne avícola y huevos de proximidad».

Una de las consecuencias es el aumento de importaciones de terceros países, «que no cumplen con las exigentes normativas y altos estándares en materia de sanidad, calidad y bienestar animal de la UE».

Otras consecuencias, según las organizaciones, serían:

  • Cierres masivos de granjas avícolas. 
  • Imposibilidad de mantener el sector actual y atraer jóvenes a un sector primario necesitado de nuevos talentos.
  • El sistema de precios bajos y mayores costos de materias primas solo puede compensarse con producción en grandes cantidades, lo que está fuera del alcance de los ganaderos pequeños y medianos.
  • Difícil recuperación tras la crisis por el COVID-19.
  • Desaparición de un sector que es uno de los más innovadores y avanzados en bioseguridad de España.
  • Descenso del consumo de uno de los alimentos más saludables y de mayor excelencia en su producción y presentación.
  • Pérdida del posicionamiento de España como segundo productor europeo de carne de pollo, después del Reino Unido, con 44 millones de ejemplares por mes.

Lee el comunicado completo de COAG sobre la situación de las granjas avícolas aquí. 

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 Agrogesa Marketing4food.