El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea “La Mayora” participa en el proyecto “Breeding Value”. Junto con 20 universidades europeas, empresas y centros de investigación de 8 países, procuran obtener frutos rojos más nutritivos y resistentes, El proyecto se encuadra dentro de las perspectivas del cambio climático. En esta etapa se centran específicamente en fresas, arándanos y frambuesas. Se basa en introducir a las actuales especies los factores bimoleculares que hicieron más resistentes a variedades antiguas, casi desaparecidas.

Proyecto «Breeding Value», en busca de mejoras en los frutos rojos

Breeding Value es un consorcio proyecto que impulsa la producción sostenible y competitiva en toda Europa. Aborda la necesidad de nuevos sistemas de cultivo y productos de alta calidad frente a los desafíos del cambio climático y la preservación del medio ambiente.

Integran el proyecto más de veinte universidades europeas, institutos de investigación, cooperativas y empresas. Además, cuenta con financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea.

El proyecto, lanzado en marzo de 2021, tiene como objetivo desarrollar nuevas estrategias de mejoramiento para obtener frutos rojos más resistentes y nutritivos. Para esto, se centran en los recursos genéticos de la fresa, la frambuesa y el arándano.

Explorarán los recursos genéticos más prometedores para abordar distintos desafíos. Por ejemplo, el cambio climático y la preservación del medio ambiente. También, la necesidad de nuevos sistemas de cultivo y la producción de alta calidad.

Sonia Osorio es profesora de la Universidad de Málaga (UMA) e investigadora del IHSM La Mayora. Explicó que «en los últimos años, ha desaparecido la diversidad genética de estos frutos y se han perdido caracteres que poseían variedades antiguas». Estas características adquieren actualmente especial relevancia. Por ejemplo debido a su resistencia a largos periodos de sequía o a lluvias torrenciales. De hecho, estos son algunos de los retos que presenta la adaptación al cambio climático.

Participantes y objetivos del proyecto

El objetivo del proyecto es la mejora de los frutos rojos. Así, se busca obtener cultivares comerciales que garanticen a los productores la resiliencia, sin afectar la calidad de la fruta.

Se basa en la exploración de los recursos genéticos  más prometedores de estas bayas. Incluye distintas perspectivas, como la creación de una red de mejoramiento. Esta red ofrecerá información y formación a productores, consumidores y ciudadanos en general.

Para realizar las investigaciones, se utilizarán bayas antiguas conservadas en nitrógeno líquido en los laboratorios de La Mayora. Se trata del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) «La Mayora». Creado en el año 2010, une los esfuerzos distintos grupos de investigación y departamentos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga (UMA). Se dedica a potenciar y coordinar más eficientemente la investigación científica en horticultura intensiva y fruticultura subtropical.

La finalidad del proyecto Breeding Value es identificar germoplasma resistente. En una siguiente etapa, introducirlo en cultivares actuales. Así se espera aumentar la resiliencia, tolerancia al estrés, estabilidad del rendimiento y calidad de la fruta actual.

También se persigue mejorar el aroma y el sabor, recuperándolos de los gennes de las bayas congeladas. Pero centralmente aumentar la productividad, obtener frutos rojos más grandes, más resistentes a hongos y virus y que requieran menos agua de riego para crecer.

También participan institutos de Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Turquía y Reino Unido. La coordinación está a cargo del profesor Bruno Mezzeti, de la Università Politecnica Delle Marche. Esta universidad tendrá a su cargo la coordinación por los próximos cuatro años.

Cuenta  una financiación de 7 millones de euros por parte de la Comunidad Económica Europea.

Beneficios para los productores españoles de frutos rojos

En definitiva, el proyecto tiene como objetivo último la adaptación de los recursos genéticos de la fresa, frambuesa y arándano para una producción sostenible de frutos rojos.

En realidad, se está verificando un aumento en la demanda de frutos rojos en toda Europa, Si bien la fresa es el cultivo más importante, la frambuesa y el arándano están comenzando a jugar un papel importante.

Por ejemplo, el cultivo de fresas se extiende en más de 105.000 hectáreas con una producción de casi 1.276 000 toneladas. En tanto, la frambuesa cuenta con algo más de 41.000 hectáreas y 219.000 toneladas. Por su parte se cultivan 15.300 hectáreas de arádaos con una producción de casi 96.000 toneladas.

España es el tercer productor a nivel europeo de frutos rojos. El 95 por ciento de la producción española se centra en Huelva, Andalucía. Por lo tanto, la mejora de estas bayas produciría un beneficio económico directo en la comunidad autónoma y todo el país.

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.