Entrevistamos a Hugo Salazar, sevillano que alcanzó la fama por su participación en la segunda edición del concurso musical Operación Triunfo, pero que destaca hoy en día por su profesión de nutricionista. Desde Marketing4food queremos conocerlo un poco mejor y aprender de sus consejos profesionales.

 

  1. Cantante y nutricionista ¿Cómo compaginas ambos trabajos?

La ¨ventaja¨ de ser autónomo es que te puedes organizar tu mismo. Tengo en Sevilla una clínica deportiva junto con una compañera preparadora física y fisioterapeuta. Es un centro multidisciplinar llamado Synergic Clinic. Con organización, disciplina y pasión se puede hacer todo.

 

  1. Nada tiene que ver tu pasión por la música con tu profesión de nutricionista ¿Cómo surge esta idea?

Realmente, mi interés y entusiasmo por esta disciplina fue una consecuencia de la música. Empecé a interesarme por todo lo nutricional a raíz de estar constantemente de viaje, comiendo en distintos sitios, quería saber el qué, el cuándo, el cómo y el por qué… y ahí surgió todo.

 

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de este mundo?

Ayudar a las personas que lo necesitan. La parte emocional para mi es muy gratificante, es parecido a la música. Hay personas que tienen serios problemas, por ejemplo la obesidad que se considera una patología, y necesitan ayuda nutricional, incluso psicológica.

 

  1. Por tu físico se nota que llevas a cabo una alimentación saludable, pero ¿cómo consigues cuidarte cuando estás fuera de casa?

Lo que voy a contestarte no solo me lo aplico a mi, también a mis pacientes, como es lógico. Realmente, a no ser que tengas un trastorno nutricional específico (celiaquía, bulimia y anorexia, diabetes, obesidad, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, etc) lo más inteligente es tener unas buenas pautas nutricionales. Es fundamental tener una buena base para afrontar distintas situaciones, como por ejemplo comer fuera de casa.

 

  1. ¿Qué le recomendaríais a alguien que está pensando en perder peso?

Primeramente, hacer un estudio para ver realmente su estado nutricional. Después de eso, pactar con el paciente los objetivos a alcanzar según sus necesidades. Objetivos siempre a largo plazo. En mi opinión, los que son a corto plazo no son objetivos reales. Se trata de educar o reeducar al paciente para que olvide la palabra ¨dieta¨, y su vida conste de unos hábitos alimentarios estables y  a raíz de eso poder permitirse ciertos caprichos, siempre de manera ocasional. La virtud está en la moderación, no el exceso ni en la supresión estricta, eso no es sano.

 

  1. ¿Quién cocina en casa de Hugo Salazar?

Pues en casa todos hacemos de todo. La cocina obviamente nos agrada, y nos gusta alimentarnos de manera sana. Aprovecho la ocasión para decir que es importante hacer partícipe a los niños, es la mejor manera de educarlos nutricionalmente.

 

  1. ¿Practicas algún deporte concreto o prefieres cuidarte en el gimnasio?

Pues la verdad es que me apasiona el deporte. He jugado muchos años al fútbol, pero claro a mis 43 años ya solo me queda el partido de los lunes y mantenerme en el gimnasio. Los deportes de agua también me entusiasman, deporte y naturaleza es una mezcla maravillosa, ¡Y sana!

 

  1. ¿Algún remedio casero para cuidar la voz?

No hay mucho misterio; mantenerla hidratada y sobre todo el descanso, eso es fundamental.

 

  1. Algunos padres no tenemos mucha imaginación a la hora de plantear cenas sanas para nuestros hijos ¿podrías darnos algunas ideas?

Hay que tener en cuenta que dichas cenas, al igual que los almuerzos, deben de ser equilibrados. Una ración de verduras/hortalizas + una ración de proteínas + una ración de hidratos de carbono es innegociable. Dicho lo cual, ¿Cómo hacerlas originales? Pues un elemento importante sería la presentación de los platos, buscar una manera original y divertida.

 

  1. ¿Y algún consejo para que los niños acepten de buena gana alimentos como la verdura y fruta en el día a día?

Pues como he dicho anteriormente, hacerlos partícipes en la cocina de la preparación de platos etc… También un buen truco sería tener ese tipo de alimentos a su alcance. No es buena idea obligar a los niños a comer, sería más inteligente ofrecerles esos alimentos que no le gustan tanto en pequeñas cantidades o mezclándolos con sus comidas favoritas. Otro error es recompensar a los niños con alimentos que no son muy sanos (chuches, bollería industrial, grasas saturadas, etc)

 

Hugo Salazar de cerca…

 

Libro favorito. Orgullo y prejuicio

Una canción. Aquellas pequeñas cosas (Serrat)

Dulce o salado. Salado

Plato favorito. Arroz, en todas sus modalidades

Real Betis o Sevilla FC. Siempre el verde

En la mesita de noche. Desgraciadamente el móvil (no es sano), un libro y una foto de mi familia.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable