Laboratorio Poutás es un laboratorio especializado en analizar alimentos para proponer mejoras en los mismos, sobre todo en bebidas como el vino o la cerveza. Trabajan controlando en todo momento que le sucede al producto, y proponiendo nuevas ideas con las que atacar al mercado, mejorando los sistemas de análisis y tratamientos realizados.

Todo esto y mucho más nos lo cuenta Luis Carlos de Vicente Poutás, CEO en Laboratorio Poutás, en la siguiente entrevista. Pasen y lean.

“Si Laboratorio Poutás fuese una persona, sería un abuelo y un nieto a la vez. La experiencia mezclada con la curiosidad y ganas de emprender nuevos proyectos”.

  1. No sois un laboratorio cualquiera ¿Qué hacéis que os diferencia del resto?

En Laboratorio Poutás somos una empresa familiar con 60 años de experiencia, pero con espíritu innovador. Enfocamos nuestros esfuerzos a investigar cómo solucionar los problemas de nuestros clientes de una forma diferente.

Consideramos que nuestro valor son los consejos. De nada sirven los resultados de un análisis sin indicar qué implican y qué acciones serán más efectivas. Quizás por estar acostumbrados a aconsejar a los siguientes en la generación, buscamos asesorar a nuestros clientes de forma personalizada y cercana.

Queremos que Laboratorio Poutás sea un laboratorio con alma. Si Laboratorio Poutás fuese una persona, sería un abuelo y un nieto a la vez. La experiencia mezclada con la curiosidad y ganas de emprender nuevos proyectos. La capacidad para dar consejos y enseñar de forma didáctica, junto con las ganas de escuchar atentamente lo que sucede a su alrededor. Laboratorio Poutás es una marca determinada a alcanzar sus objetivos, curiosa, didáctica, consejera y cercana.

Queremos ofrecer a nuestro cliente lo que tiene la gran empresa y ellos no se pueden permitir. Por un lado, actuamos como un departamento de calidad, controlando en todo momento que le sucede al producto, además, desarrollamos protocolos personalizados para aquellos que se inician en el mundillo no tengan todas las herramientas necesarias para alcanzar el producto que desean, y por último actuamos también como en un departamento de I+D proponiendo nuevas ideas, productos diferentes con los que atacar al mercado, mejorando los sistemas de análisis y tratamientos realizados, etc.

  1. ¿Cuál es vuestra labor dentro del mundo de la alimentación?

Nuestra labor principal es que el cliente conozca su producto desde que entra en el proceso como materia prima, e incluso antes, mientras aún está produciéndose, madurando; hasta que sale a la venta. Nuestro objetivo es conocer que le ocurre al producto en cada una de las etapas de proceso a las que se ve sometido.

Tenemos un triple objetivo con todo esto:

Conocer cómo se encuentra el producto, detectar si existe algún problema y diseñar una metodología para eliminarlo o reducirlo.

Basándonos en nuestros análisis poder prevenir futuros problemas que pueden ocurrir en el proceso productivo o incluso en la postventa, y diseñar protocolos de actuación para evitar que estos problemas lleguen a ocurrir.

Descubrir los puntos fuertes del producto de nuestro cliente e intentar maximizarlos mediante diversas técnicas para crear productos únicos y diferentes.

Al final todo se resume en que lo que hacemos es diseñar protocolos únicos para productos únicos, cada producto tiene una historia que desea ser contada y nosotros queremos ser bardo que la transmita, que la endulce.

  1. ¿Cuándo comenzó está andadura en Laboratorio Poutás?

Todo esto empezó con mi abuelo, en el año 1961, trabajando para el sindicato de la vid y la cerveza. Mi abuelo siempre fue un enamorado de la química y el vino, lo llevaba en la sangre, aún después de jubilarse seguía ayudándonos y aconsejándonos, su época favorita del año era la vendimia, ver como los cosecheros traían ilusionados su mosto recién cosechado, para que el los ayudara a obtener algo único y propio de cada uno; ese cariño por la tierra, por lo propio, me la trasmitió a mí y yo ahora lo que pretendo es continuar el legado y alcanzar los horizontes que el no pudo en Laboratorio Poutás.

  1. Tercera generación ¿Qué papel juega la innovación dentro de esta forma de analizar?

Pues la innovación juega un papel muy importante. La innovación es algo que como químico y científico llevo grabado, es algo que me encanta y disfruto. Siempre estoy leyendo e investigando nuevas tendencias en el sector, métodos de análisis alternativos, tratamientos novedosos que den nuevas características al vino, etc.

Pero también he de decir que no todo es innovación, realmente yo creo que la verdadera innovación está en compaginar los nuevos conocimientos con la tradición de siempre, porque al final la experiencia de la gente que lleva trabajando toda la vida en esto es tan valiosa como muchos de nuestros estudios, creo que dar de lado la tradición en post del progreso por el progreso es uno de los errores que como humanidad estamos cometiendo.

  1. ¿Es verdad que mejoráis las bebidas?

Sí, y nuestros clientes lo avalan, tenemos clientes que llevan 50 años con nosotros, y no piensan cambiar, algo habremos hecho bien. De todas maneras, nuestro trabajo no es solo mejorar las bebidas, sino que lo que queremos es proponerle al cliente más alternativas, para explicarlo mejor lo diré así, tenemos 2 casos de clientes:

  • El que tiene un producto que no vende bien, sea porque es de mala calidad o porque no logra diferenciarse en el mercado
  • El cliente que quiere abarcar un mercado diferente, aquel que hace bien las cosas, tiene un buen producto, pero que puede abarcar mucho más

Al final todo se puede mejorar, y para eso lo básico es el control, conocer que es lo que tienes, conocer como obtienes tu producto, que factores le afectan etc. y con todos estos conocimientos en Laboratorio Poutás queremos plantear posibles soluciones y/o alternativas.

  1. Y concretamente la mejora de los vinos ¿Cómo lo hacéis?

Bueno, esa es una pregunta que nos daría para un libro. Podríamos resumirlo en que hacemos foco en los parámetros clave del vino, en cada etapa del proceso, para detectar posibles deficiencias, problemas que pueden aparecer y actuamos una vez analizamos estos resultados. Luego está la fase sensorial, al final los números son importantes, pero no lo son todo, y ahora existe la manía de querer llevar todos los vinos a uno u otro valor, sin pensar en que te pide el vino.

Tenemos que ver al vino como un organismo vivo, este está en constante evolución y cada vino es diferente, cada barril es diferente y te pide cosas distintas, nuestro trabajo, en lo que consideramos que somos buenos, radica en detectar estas necesidades y ver cuál es la mejor manera de compensarlas; ¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo, mediante análisis sensoriales y basándonos en los análisis fisicoquímicos anteriores, jugamos con distintos añadidos para así conseguir el sabor deseado del vino (estos añadidos son componentes propios del vino y todos autorizados por la organización internacional del vino (OIV)), para luego dárselo a probar a nuestro cliente, teniendo él la última palabra en lo que al afinado del vino se refiere

  1. ¿Qué le recomendaríais a los productores de vides para conseguir los mejores resultados?

Que se dejen asesorar, lo que más me estoy encontrando en la gente es que por hacer 2 o 3 cursos de vino se creer sabios de este campo, y el vino es un ente muy complejo, que tiene muchas variantes y que no podemos estandarizar, por mucho que ahora nos empeñemos en ello. Al final mi consejo siempre para todo el mundo, no solo en el sector del vino, es déjate aconsejar por profesionales, porque uno no puede saber de todo y ellos dedican su vida al tema del que te van a asesorar.

Otro consejo, y esto es muy importante, es que se acostumbren a proteger muy bien el mosto y vino del contacto con el aire. El aire por un lado tiene oxígeno que nos oxida muchos de los compuestos del vino, además facilita la actuación de microorganismos perjudiciales, y también aporta muchos microorganismos que están presentes en el ambiente. La levadura necesita un aporte de oxígeno para iniciar la fermentación, pero una vez iniciada, este proceso es anaerobio (no necesita de oxígeno), por lo que tapar las cubas cuando se inicia la fermentación (siempre dejando un hueco entre el mosto y la tapa (20% del volumen del depósito aproximadamente) y siempre que el depósito tenga un sistema de seguridad para evitar sobrepresiones) es muy importante, sobre todo si queremos trabajar a bajas dosis de sulfuroso.

  1. ¿Qué consejo le daríais a los productores de cerveza?

La cerveza es un mundo distinto y las acciones son distintas, pero al final la filosofía es la misma, que se dejen aconsejar por profesionales y tengan un control sobre los factores claves del proceso mediante los análisis fisicoquímicos y microbiológicos necesarios.

En el caso de la cerveza algo realmente importante es conocer muy bien la composición y calidad de nuestra agua, pues de esta va a depender la calidad de nuestra cerveza final; la composición del mosto inicial antes de la fermentación, la malta y el lúpulo que se va a usar y la composición de la cerveza madurada.

Otro consejo es que controlen muy bien las temperaturas en los procesos de maceración, mash out, hervido y fermentación, pues variaciones en la temperatura pueden ocasionar apariciones de componentes no deseados; en el caso del macerado poner a macerar directamente a la temperatura deseada (62-70º dependiendo del objetivo), porque si ponemos a macerar en frio y calentamos activamos enzimas que darán compuestos no deseados.

  1. Y todo esto, ¿Cómo lo encajáis con vuestros ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible)?

Nuestro proyecto encaja en los objetivos que tanto mi abuelo al crear la empresa como yo al decidir continuarla nos marcamos y son 5:

  1. Que el productor tenga conocimiento de lo que produce, que entienda que hace y porque lo hace, es decir difundir la ciencia agrícola, demostrar lo técnico y complejo que es que una lechuga o un vino llegue a tu mesa, y este sea inocuo y de calidad.
  2. Incentivar el sector primario como estrategia de repoblación de zonas rurales para acabar con la España vaciada, demostrar las ventajas y lo necesario que es el sector primario.
  3. Desarrollar métodos que aúnes el empleo de químicos con el uso de la propia naturaleza para luchar contra los problemas del campo, encontrar el equilibrio entre ambos mundos.
  4. Apostar por la innovación en el desarrollo de productos menos agresivos con el medioambiente, control y eliminación de contaminantes emergentes como los micro plásticos o desarrollo de nuevas vías de revalorización de subproductos para una economía más circular.
  5. Hacer accesible a la pequeña empresa los servicios de los que dispone la gran empresa.
  1. ¿Y qué será lo próximo en Laboratorio Poutás?

De momento nuestra empresa se centra en un modelo B2B el llamado business to business, es decir somos una empresa que da servicio a empresas, pero mi gran objetivo es convertir a Laboratorio Poutás en un referente en la investigación agraria y medioambiental, ese es mi gran sueño, pero de momento iremos paso a paso, preparándonos, colaborando con otras empresas, demostrando nuestro buen hacer y ayudando a los pequeños emprendedores a abrirse un hueco en el mercado agroalimentario, después el tiempo dirá si mi pequeño sueño es una quimera o una realidad.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 Agrogesa Marketing4food.