Huelva, que concentra más del 90 % de la producción nacional da por finalizada una campaña de fresa «difícil, dura y heterogénea». Una campaña con dificultades constantes. En la que la mejora del precio medio no ha llegado a los agricultores debido al aumento del coste de los insumos.

Así lo ha puntualizado el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa y Frutos Rojos de Huelva (Freshuelva), Alberto Garrocho, quien ha apuntado que la campaña de la fresa está concluida, restando una poca producción para industria; mientras que se está terminando con la mora, la frambuesa y el arándano.

Aunque faltan por conocer los datos definitivos de producción, el balance de la campaña de fresa para Garrocho parte de una situación climática «un poco adversa». Esto se une a «muchos factores en contra como la huelga de transportes, la reciente salida de la pandemia de la covid, la subida de los costes de producción o la falta de mano de obra».

Dificultades constantes durante la campaña

«Ha sido una campaña de fresa difícil, dura, se nos ha hecho bastante larga y heterogénea. Una campaña en las que las dificultades han surgido cada semana tanto en mercados nacionales como internacionales», ha dicho.

Este sector soporta el encarecimiento de todos los insumos sin recibir ayudas directas por lo que esta campaña con los costes disparados la subida de precios ha pasado inadvertida

Para compensar ese encarecimiento, los agricultores están trabajando a nivel de mejora de la eficiencia energética y del riego, «ahorrando todo lo que se pueda».

En este punto, ha apuntado la necesidad de «vender el producto un poco más caro». Esto conllevaría que «incluso los trabajadores, que a día de hoy considero que cobra un sueldo que no es suficiente, podría ganar más».

También se ha referido a la competencia desleal que vive el sector respecto de terceros países. Lugares donde la mano de obra no genera los recursos necesarios para los trabajadores. Asimismo, cabe destacar la falta de mano de obra que se ha registrado al final de la campaña. Una realidad motivada fundamentalmente por el volumen de producción sobrevenido por las altas temperaturas.

Respecto a esa falta de mano de obra, desde la asociación se está trabajando con las administraciones para asegurar esa mano de obra de cara a la próxima campaña de fresa. Siendo la mejor forma de conseguirlo mediante contratos en origen, y continuando con la experiencia piloto iniciada con Ecuador y Honduras ampliando el número de temporeros.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado