Existen muchos mitos acerca de la diabetes y consumo de frutas. En realidad, uno de los pilares del tratamiento de la diabetes es la educación nutricional. Las personas con diabetes deben conocer muy bien los alimentos para saber cuáles pueden consumir y en qué cantidades. De hecho, la Federación Española de Diabetes recomienda consumir frutas enteras. ¿La clave? Está en la cantidad de carbohidratos y no en su origen. Además, el consumo de frutas frescas tiene muchos beneficios para las personas con diabetes. En tanto, deben ser muy prudentes con el consumo de zumos, ya que su contenido en azúcar es más elevado que el de la fruta entera, y carecen de la fibra que que mitiga el efecto glucémico.

Diabetes y consumo de frutas, ¿hay alguna que no deba comer?

En las personas diabéticas, lo importante es la cantidad de carbohidratos que consumen, antes que de qué alimento provienen. Sin embargo, en punto a diabetes y consumo de frutas, se cree que no se deben consumir aquéllas que tienen muchos azúcares.

En realidad, el truco está en encontrar las frutas que mejor se adapten a tus gustos, contengan la cantidad de carbohidratos adecuada y se ajusten a la dieta indicada por tu nutricionista.

Dicho esto, toma en cuenta lo siguiente:

  • Las personas con diabetes no deben pasar de dos porciones de fruta al día. Una porción equivale a 140 a 150 gramos. Por ejemplo, una manzana mediana, una rodaja de sandía o un plato de postre con frutos rojos.
  • Las mejores opciones son las frutas frescas, enteras, congeladas o enlatadas sin azúcar agregada.
  • Las frutas más maduras tienen más azúcares concentrados.
  • Los frutos secos son muy saludables pero se deben consumir en porciones pequeñas por el contenido en hidratos de carbono.
  • Las frutas con alto contenido en grasas, como los aguacates, deben consumirse con moderación. El coco también es rico en grasas.

En síntesis: no hay frutas consideradas malas para las personas con diabetes, pero algunas ricas en azúcares deben consumirse con moderación.

Guía del índice glucémico

Otro elemento a tener en cuenta en diabetes y consumo de frutas es el índice glucémico.

Los alimentos que contienen hidratos de carbono se caracterizan por el índice glucémico. Este número, en una escala de 0 a 100, clasifica los alimentos según la forma en que elevan el los niveles de azúcar en la sangre.

Por ejemplo, un índice glucémico elevado indica un pico de azúcar en la sangre más rápidamente que uno bajo.

Se considera índice glucémico bajo un valor hasta 55, moderado entre 55 y 69, y elevado un IG de 70. La glucosa pura tiene un IG = 100.

Junto con el conteo de carbohidratos, el IG es otra herramienta para controlar la diabetes. Sin embargo, no es un indicador perfecto. Por ejemplo, una banana muy madura afectará el nivel de azúcar de manera diferente que una banana a punto.

  • IG bajo: manzanas, naranjas, uvas y muchas otras más. Frutos secos. Aguacate.
  • Frutas con IG moderado: Kiwi, plátano según su grado de madurez, papaya, uvas pasas, melón, piña.
  • Índice glucémico elevado: dátiles y sandía.

Estrategias para el de consumo de frutas para personas con diabetes

Las frutas y verduras frescas son muy importantes en la dieta de las personas con diabetes. De hecho la dieta es otro de los pilares del tratamiento de esta enfermedad.

En realidad, son importantes en la dieta de todo el mundo, y esto es algo que debe decirse ya que el consumo de frutas y verduras en España todavía está muy lejos de la cantidad diaria recomendada.

Por este motivo, si padeces diabetes, es una buena oportunidad para incrementar el consumo de frutas y verduras frescas con grandes beneficios para tu salud.

Las frutas con alto contenido de azúcar deben consumirse en forma moderada. Se debe a que la fructosa, que es el principal azúcar de las frutas, se absorbe rápidamente el el hígado y se convierte en glucosa.

Entonces, la clase fruta puede hacer que aumenten los niveles de glucosa. Pero como también contienen fibra, esto retarda la digestión de los carbohidratos y regula los niveles de azúcar en la sangre. Además, la fruta contiene minerales y vitaminas. Por este motivo comer una fruta afecta los niveles de azúcar en la sangre de manera diferente y más lenta que comer dulces.

Cada fruta contiene diferentes cantidad es de fructosa, glucosa y fibra, datos que se deben tener en cuenta al incluirlas en la dieta.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.