Un estudio norteamericano que abarcó más de 90.000 personas durante 28 años, reveló que el consumo de aceite de oliva reduce el riesgo de mortalidad total y por causas específicas. Es la primera vez que se logra esta asociación en Estados Unidos. El estudio fue dirigido por la Universidad de Harvard y también participó la Universidad Rovira i Virgili. Estudios previos estudiaban la relación entre el consumo de aceite de oliva y la salud cardiovascular. Sin embargo, este trabajo confirma que consumir aceite de oliva puede ser un marcador global de vida sana. De hecho, los nuevos resultados confirman sus efectos preventivos a largo plazo.

Estudio “Consumo de aceite de oliva y riesgo de mortalidad total y por causas específicas en adultos estadounidenses”

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard asociaron por primera vez en Estados Unidos una mayor ingesta de aceite de oliva con un menor riesgo de mortalidad total y por causas específicas. Los resultados surgen del estudio “Consumo de aceite de oliva y riesgo de mortalidad total y por causas específicas en adultos estadounidenses” publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology (JACC).

Se realizó un seguimiento durante 28 años de uno de los grupos estadounidenses más conocidos y solventes en nutrición, que son la cohorte de las enfermeras. Participaron 60.582 mujeres y 31.801 varones voluntarios profesionales sanitarios.

Durante el estudio se constataron más de 36.000 fallecimientos de los cuales se pudo investigar la causa. Así, según el catedrático Martínez-González, «la abundante información recogida de estos participantes cada dos años, que incluye una extensa valoración nutricional repetida cada 4 años, así como los muchos otros aspectos de la dieta y el estilo de vida estudiados, permiten identificar con validez cuál es el efecto propio a largo plazo del consumo de aceite de oliva, una vez que se equiparan los participantes por edad y por una multitud de otros factores”. 

Se comparó el consumo de aceite de oliva en distintas categorías y se observó que, a igualdad de las otras características, quienes más aceite de oliva consumían presentaban reducciones relativas del 19 % en mortalidad cardiovascular, del 17 % en mortalidad por cáncer, del 29 % por enfermedad neurodegenerativa y del 18 % por mortalidad respiratoria.

Consumo de aceite de oliva, marcador global de vida sana

A pesar de que muchos estudios ya confirmaban los beneficios de la ingesta de aceite de oliva para la salud cardiovascular, surgían dudas al pensar que el hecho de consumir aceite de oliva fuese un marcador global de vida sana.

El estudio de la Universidad de Harvard avala otras investigaciones pioneras en España, como el estudio SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), con 23.000 participantes y el ensayo Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), con más de 7.000 participantes y seguimiento solo a 5 años.

Sin embargo, estos estudios no pudieron identificar una relación directa a largo plazo entre el consumo de aceite de oliva y reducción de mortalidad prematura. Así lo aseguró el doctor Martínez-González, quien añadió que “además, se observó que la sustitución de 10 gramos al día de otras grasas, como la margarina, la mantequilla, la mayonesa o las grasas lácteas, por aceite de oliva, se asociaba a un riesgo entre un 8 y un 34 % menor de mortalidad total y por causas específicas”.

Consejos nutricionales sobre consumo de aceite de oliva

El catedrático Martínez-González afirmó que «los nuevos resultados estadounidenses confirman los efectos preventivos a más largo plazo sobre la mortalidad prematura. Al ser un trabajo tan robusto ayudan, sin duda, a afianzar los consejos nutricionales que venimos dando”

De hecho, en la actualización de las recomendaciones dietéticas para la población española, se recomienda el consumo de aceite de oliva virgen preferiblemente en crudo en forma diaria.

Además, brinda estos consejos:

  • Elegir grasas saludables como ácidos grasos insaturados omega-9, precisamente contenidos en el aceite de oliva.
  • Consumir aceite de oliva a diario, varias veces por día, en pequeñas cantidades.  La ración es de 10 ml. Esto equivale a una cucharada sopera.
  • Utilizarlo para aliñar y cocinar.

Investigadores que participaron del estudio

Uno de los autores del trabajo, como se dijo, es el profesor Martínez-González. Es catedrático de la Universidad de Navarra e investigador del CIBEROBN. Este es el Centro de Investigación Biomédica en Red.

También participó Marta Guasch-Ferré, investigadora sénior de la Universidad de Harvard. Otro de los firmantes del trabajo es el Dr. Frank B. Hu, especialista en dieta y estilo de vida de la misma universidad.

Por su parte, colaboró la Universitat Rovira i Virgili. Esta es la universidad pública de Cataluña y forma parte de la red Aurora de universidades europeas.

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado