​​IFCO y TEPSA, dos empresas del mundo del envase, suscribieron un acuerdo de colaboración para extender el uso de cajas de pescado más sostenibles y ecológicas en la gran distribución alimentaria, específicamente, para el transporte de productos de mar refrigerados y congelados. Así, se proponen fomentar una logística del sector pesquero más respetuosa con el medio ambiente.

IFCO y TEPSA, empresas líderes en el mundo de las cajas de pescado

IFCO España es líder en la provisión de ERT para productos frescos como frutas, verduras, carne, pescado, huevos y alimentos precocinados. Fue la primera empresa en desarrollar un ERT para frutas y verduras frescas en 1992.

TEPSA, Técnica de Envases Pesqueros SA, por su parte, es una empresa gallega fabricante de cajas de plásticos y otros productos para el sector alimentario. Forma parte del Grupo Plásticos Ferro, líder en la península ibérica y quinto fabricante europeo de tuberías y accesorios plásticos.

Uno de sus accionistas es Puerto de Celeiro SA, que tiene a su cargo la gestión del puerto pesquero de Celeiro con una flota de 100 barcos y 1000 tripulantes. TEPSA también es líder en la fabricación de envases de plástico reutilizables para la pesca.

Ahora, ambas empresas firman un acuerdo de colaboración por cinco años. El objetivo es extender a las grandes superficies el uso de envases reutilizables de transporte (ERT) específicos para productos del mar refrigerados y congelados. Estos envases protegen el pescado desde la captura hasta la venta al público, pero en forma respetuosa con el medioambiente. Así, garantizan la frescura del producto a la vez que resultan más sostenibles y ecológicos.

Las nuevas cajas de pescado sostenibles combinan la experiencia de  TEPSA en protección del pescado fresco con el liderazgo de IFCO en ERT para alimentos frescos.

Modelo de cajas de pescado sostenibles diseñado por las empresas

IFCO y TEPSA se unieron para diseñar un modelo de cajas de pescado sostenibles. El proyecto superó la fase piloto y se está probando con éxito en varios distribuidores de pescado españoles y franceses.

La propuesta es que este nuevo ERT se convierta en el estándar en ambos países para hacer más sostenible la captura del pescado. Actualmente, el sector pesquero utiliza envases de poliespán de un solo uso. El empleo de estos plásticos estará prohibido a partir de 2024 por una nueva normativa de la Unión Europea.

El modelo de ERT es más cómodo, ecológico y funcional. Protege los productos del mar, evita manipulaciones intermedias y, gracias a una superficie lisa y un sistema de drenaje de los líquidos al exterior, garantiza altos estándares de higiene e impide la posible contaminación cruzada.

Además, estas innovadoras cajas de pescado sostenibles facilitan el apilado, almacenamiento y transporte, compatibles con todos los sistemas para procesos automatizados.

Por otra parte, el modelo  incrementa la sostenibilidad de la comercialización del pescado en base a los procesos de la economía circular. De hecho, estos procesos caracterizan desde siempre a la empresa con su modelo IFCO SmartCycle™. Es el modelo de economía circular aplicado por la compañía desde 1992.

Los envases se comparten entre varias empresas para maximizar su uso, gestionado en forma de «pooling». Comenzaron con frutas y verduras frescas y ahora lo extienden al pescado.

Impacto ambiental del uso de plásticos en la industria pesquera

Lucia Aragonés es responsable de IFCO en España. Al anunciar el acuerdo dijo que «en IFCO estamos muy orgullosos del éxito del acuerdo de colaboración con Tepsa». Después del período de prueba, el modelo representa una gran apuesta medioambiental. Agregó que «estamos trabajando conjuntamente para que este modelo de cajas de pescado mucho más sostenible y eficiente se convierta en un estándar en mercados tan importantes para el sector pesquero como son España y Francia».

En realidad, el modelo viene a aportar una solución a los problemas ambientales que conlleva la industria pesquera en relación con los plásticos.

Según la organización Greenpeace, el 85% de la basura plástica en los océanos son artes de pesca. De hecho, conforman el 46% del Gran Parche de Basura del Pacífico. La basura encontrada son redes, embalajes de contenedores, cintas y boyas.

El plástico no se degrada, sino que se va convirtiendo en micropartículas que contaminan el agua y el aire, además de afectar la fauna marina, generando la llamada contaminación por mcroplásticos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado