Fuentes de la Federación Nacional de Industrias Lácteas informaron que el funcionamiento de las fábricas está en situación crítica en las zonas lecheras. Se debe a que, por la huelga de transporte, los suministros de insumos se encuentran en niveles mínimos. En tanto, las exportaciones de la industria láctea ya están bloqueadas. De hecho, los contenedores vacíos no pueden llegar desde los puertos a las fábricas para cargar los productos. No solo se retrasan las ventas. Además, los productos lácteos etiquetados en idiomas extranjeros empiezan a llegar a su fecha de caducidad. Los grupos lácteos más importantes anunciaron el colapso de la cadena láctea y hasta creen que deberán suspender la actividad.

La huelga de transporte pone en riesgo la actividad y exportaciones de la industria láctea

La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) emitió un duro comunicado. De hecho, anunció una paralización de la actividad de la mayor parte de la industria láctea española a causa de la huelga de transporte.

Según informaron, la industria láctea española se verá obligada a suspender la actividad trasformadora como consecuencia de la huelga de transportes. Por ejemplo, se interrumpió el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos. También, el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución.

Así, se afecta la capacidad de envasado y de almacenamiento y gestión de un alimento altamente perecedero y esencial para el consumo diario.

La FENIL alertó también acerca de las consecuencias sociales, económicas y medioambientales de esta paralización. De hecho, supone la suspensión de la recogida de la leche en las explotaciones ganaderas. Además, se pone en riesgo el abastecimiento de productos nutricionalmente básicos en la alimentación de las personas como son la leche y los lácteos.

Por otra parte, las exportaciones de la industria láctea están bloqueadas. Es porque los contenedores vacíos no pueden llegar desde los puertos a las fábricas para la carga de mercancía. De hecho, hay unos cien contenedores pendientes de carga. En tanto, los puertos más afectados son Gijón y Vigo. Sin embargo, no son los únicos.

Según la asociación, los pedidos internacionales «se quedan sin atender y los productos etiquetados en idiomas extranjeros empiezan a perder vida útil».

Situación de las distintas industrias

  • Danone. Advirtió que en un plazo máximo de 24 horas, se verá obligada a interrumpir su actividad en sus cuatro plantas de España de productos lácteos y en las tres de agua mineral natural. Esto, si no se llega a un acuerdo inmediato que ponga fin a los paros.
  • Grupo Lactalis (Puleva, Lauki, RAM, El Ventero o Président). Nueve días de huelga en el sector del transporte han provado un colapso. Por este motivo el grupo empresario solicitó apelar al diálogo y a la negociación para evitar un colapso mayor.
  • Central Lechera Asturiana (Capsa Food). Este grupo informó que han comenzado la jornada recogiendo la leche de sus ganaderos aunque con mayor dificultad que en días anteriores. Por este motivo las salidas siguen siendo mínimas en comparación con una situación de normalidad.
  • FENIL (Federación Nacional de Industrias Lácteas). Señaló que la industria láctea tiene como objetivo prioritario la recogida de materia prima. Sin embargo, reconoció que resulta cada vez más complejo. En tanto, denunció la situación crítica de la industria en Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-la Mancha, Región de Murcia y Andalucía.

Desabastecimiento y leche desperdiciada

Las asociaciones profesionales del sector advirtieron que, si no se levanta el paro de transportistas, habrá desabastecimiento de leche. En tanto, al no poder realizar las exportaciones de la industria láctea, los ganaderos deben terminar arrojándola como desperdicio.

  • Federación Regional de Industrias Lácteas de Cantabria. Su presidente es Álvaro Ortiz. Dijo que si persiste el paro de transportistas, «en dos o tres días los supermercados quedarán totalmente desabastecidos de productos lácteos». 
  • UPA. Román Santalla es responsable de ganadería de UPA e integrante de la Inlac (Organización Interprofesional Láctea). Advirtió que «si este mismo viernes no llega leche a las fábricas, puede haber estanterías vacías en los supermercados de forma generalizada».
  • Inlac. Reclamó responsabilidad para evitar la paralización de la actividad del sector lácteo. Además, recordó que “el sector lácteo comparte el impacto por la subida imparable del combustible y el respeto al derecho a la huelga pero llama a la responsabilidad de todos para no paralizar el sector lácteo ni provocar su colapso”.

Lee el comunicado completo sobre la situación y exportaciones de la industria láctea aquí. 

Tags: , , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.