Olisone es la marca de aceite de olivar tradicional de Lidl. Comenzó a ofrecerse en el mes de febrero en las 630 tiendas de Lidl en España. Pero ahora comienza su internacionalización. Para comenzar se exportará a Suiza, pero la empresa prevé extender la presencia del Olisone en los 30 países en los que tiene sucursales.

Características del aceite de olivar tradicional Olisone

El olivar tradicional es el estilo de producción transmitido de generación en generación desde hace miles de años. Su principal característica es que todos los árboles tienen más de 150 años. Además se encuentran en pendiente. Prevalecen el hojiblanco y el picudo. Cada árbol da una media de 100 Kg. de aceitunas.

La recolección se realiza a mano: en cada árbol trabajan tres personas. Los frutos se llevan a a la almazara, donde se produce la magia del aceite de olivar tradicional.

Muchos pueblos y familias dependen del olivar tradicional. Este tipo de olivares representa el 60 a 70% del olivar nacional, pero para los productores es la posibilidad de vivir de lo que hacen y evitar la despoblación del campo por falta de rentabilidad.

Lidl es pionera en ayudar a la subsistencia del olivar tradicional.

Se trata de un aceite de oliva virgen extra (AOVE) de origen 100 % andaluz.

El aceite de olivar tradicional  Olisone de Lidl cuenta con el asesoramiento de Andrés Rivadaneyra. Este profesional es considerado el mejor catador de aceites de oliva del mundo. Olisone obtuvo la medalla de oro en la  NYIOOC World Olive Oil Competition de Nueva York, una de las más importantes del mundo.

El aceite que comercialice el próximo año contará además con el sello «Neutro en carbono», que certifica que todas las emisiones de efecto invernadero (CO2) generadas durante la producción, el envasado o el transporte del producto son compensadas a través de proyectos certificados que protegen el clima.

Olisone comienza a exportarse a Suiza

La compañía anunció la internacionalización de su aceite de olivar tradicional  en un acto en el Castillo de Santa Catalina de Jaén. Allí estuvieron presentes directivos de la empresa, representantes de empresas y organizaciones y funcionarios. El acto fue encabezado por el director general de Compras de Lidl en España, Miguel Paradela.

También estuvieron el director general del Grupo Migasa, Antonio Gallego y el vicesecretario general de Agricultura de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Jaén, Jesús Cózar. Con estas dos últimas, Lidl tiene un acuerdo para la producción del aceite de olivar tradicional.

Asimismo, participó el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes.

El aceite de olivar tradicional comenzó a venderse en febrero en las tiendas españolas de Lidl en sus variedades Picual, Hojiblanca y Coupage en formato de 750 y 500 ml. El éxito fue inmediato ya que en solo nueve meses se vendieron todas las unidades de 500 ml. y se agotan las de 750 ml.

Ahora comenzará a exportarse a las 160 sucursales de la cadena en Suiza. Es el primer paso en la internacionalización del AOVE de Olivar Tradicional ya que la empresa tiene como objetivo exportarlo a los distintos países en los que opera.  Así, llegará a 11.500 supermercados en 30 países europeos.

Aceite de Olivar Tradicional, un acuerdo sostenible

Para hacer posible el aceite de olivar tradicional Olisone, Lidl estableció un acuerdo con Migasa y UPA.

Migasa es actualmente una de las principales envasadoras de aceite de oliva. Además forma parte del Grupo Ybarra Alimentación, participando así en el mercado de salsas, mayonesas y conservas vegetales.

Cuenta con una planta de envasado de última generación en Alcolea de Córdoba, donde se puede envasar cualquier tipo de formato en PET, lata o vidrio, orientados especialmente a la exportación.

UPA, por su parte, es  la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos. Cuenta con más de 80.000 afiliados en toda España. Representa los intereses de los profesionales de la agricultura y la ganadería. Además, está integrada a la Unión General de Trabajadores (UGT) en la estructura de trabajadores autónomos.

Este acuerdo pionero es un acuerdo sostenible ya que garantiza al productor un precio mínimo por kilogramo en apoyo de más de 175.000 familias, aunque ese precio sea mayor al que se ofrece en el mercado. Esto, certificado por la auditoría de comercio ético por parte de Smeta.

El precio es sostenible desde el punto de vista social, ya que apoya la producción local y el desarrollo del medio rural, además de garantizar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Y desde lo ambiental, ya que el aceite de olivar tradicional emplea técnicas que minimizan la erosión y cuidan el suelo.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.