La crisis global de la cadena de suministro ha elevado los costes de logística y materias primas a nivel internacional. También repercutirá en el precio del aceite de oliva. Lo afirmó el grupo alimentario Dcoop, el mayor productor mundial de aceite de oliva. Los márgenes, de por sí pequeños, se ven afectados por distintos factores. El incremento al final recaerá sobre el consumidor.

Mayores costos que harán subir el precio del aceite de oliva

Dcoop es una cooperativa de segundo grado que representa 75.000 agricultores y ganaderos. Antonio Luque, su presidente, afirmó en un encuentro de prensa que es irremediable subir el precio del aceite de oliva por los mayores costes.

Se debe por una parte a la crisis global de la cadena de suministro. Por otra, a políticas españolas como el aumento de costes de la energía eléctrica.

El presidente de Dcoop puntualizó que uno de los factores que más influyen es el aumento de precios de la logística. Por ejemplo, enviar un contenedor de aceitunas de mesa a Estados Unidos puede costar hasta un 30% más. El incremento se siente, a pesar de que ese país llevó un alivio a los productores con la suspensión de los aranceles.

Otro factor es el aumento de precios de las materias primas, como la energía, los fertilizantes o los materiales para envasar.

Estos aumentos son consecuencia de la llamada crisis global de suministros y transporte. Deriva de la reactivación económica tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19.

Según la mayoría de las previsiones, la crisis se extenderá a lo largo de 2022. Sin embargo, el presidente de la cooperativa ha expresado sus dudas sobre cuánto durará esta situación. Además, expresó su preocupación por que el aumento de costes trasladado al consumidor repercuta en una baja del consumo del producto.

Propuestas alternativas del sector olivarero

Frente al posible aumento del precio del aceite de oliva, el presidente de DCoop ha propuesto distintas alternativas.

Por una parte, la necesidad de que los productores sean más eficientes y competitivos. Esto podría lograrse incorporando la mecanización y adoptando el modo intensivo en el 70 % de toda la superficie dedicada a este cultivo. En tanto, se debería incrementar el valor del 30% restante mediante productos diferenciados o ecológicos o apelando a la biodiversidad.

Por su parte el director general de Dcoop, Rafael Sánchez de Puerta, planteó también la promoción del aceite de oliva tradicional en zonas específicas de producción,. Por ejemplo, parques naturales o áreas de turismo rural.

Sin embargo, advirtió acerca de la influencia de las políticas agrícolas europeas. Estas pueden llevar a que zonas tradicionalmente olivareras, de olivar tradicional, “pasen a ser menos relevantes porque haya un olivar más competitivo en zonas nuevas de producción». Por ejemplo, el sur de Portugal, Extremadura y provincias de Andalucía que no han sido tradicionalmente olivareras.

Necesidad de una nueva visión

El presidente de DCoop pidió «una reflexión importante a nivel global» ante lo que se prevé como el colapso global de la cadena de suministro. Esta crisis podría extenderse durante todo el 2022 e influir en el precio del aceite de oliva. 

Por su parte el vicepresidente de Dcoop y presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca, ha advertido, además, acerca de las políticas europeas ante el cambio climático. Según Villafranca, se plantea el dilema de que los consumidores paguen más por los alimentos, cuando en otros países «no existe sostenibilidad» y siguen vendiendo a menor precio.

Villafranca reclamó un nuevo enfoque sobre los fondos europeos de recuperación de la crisis. En su opinión, deben ir más allá de la de «poner parches». Por su parte, Luque lamentó que dichos fondos no se utilicen para invertir en infraestructuras hidráulicas. Afirmó en este sentido que «con agua no habría paro en el sur de España».

Dcoop, la mayor productora mundial de aceite de oliva

Dcoop es una cooperativa de segundo grado. Actualmente es la mayor productora oleícola mundial y líder en la producción de vino. Además, opera en los sectores de suministros, ganadería, frutos secos y cereales.

En el año 2020 facturó 907,7 millones de euros en 2020. Aún en un contexto de bajos precios exportó a más de 70 países. Entre sus principales destinos están Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido.

Las ventas de 2020 tuvieron una variación interanual negativa del 10%. Sin embargo, para este año se espera una recuperación del precio del aceite de oliva en España. Así, el presidente del grupo estima que se superarán los mil millones de euros de facturación. Además, tiene por objetivo que sus socios crezcan y obtengan mejores resultados.

Tags: , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.