Kantar Worldpanel analiza el e-commerce en el Gran Consumo

 

 

España todavía tiene mucho que trabajar en el ámbito del comercio electrónico

Las compras a través del comercio electrónico dentro del mercado español sólo suponen el 1% de la facturación mundial del sector del gran consumo frente al 3,7% global; así lo señala el informe ‘El e-commerce en Gran Consumo’ que ha elaborado la consultora Kantar Worldpanel tomando en cuenta los datos de una decena de países. En el otro extremo se encuentran Corea del Sur, con un 10% de sus ventas totales, seguida de lejos por Reino Unido y Francia, con un 5% y un 4% respectivamente.

El mercado español es uno de los menos desarrollados en los que se refiere al e-commerce; sólo un 14% de los hogares españoles adquiere productos de gran consumo a través de la red, una cifra que contrasta con el 20% que sí que compra a través del canal online en todo el mundo, o con la que ofrecen países como Corea, en el que más de la mitad de su población acude a este canal para hacer la compra. En cuanto a fidelidad, es Reino Unido el que tiene a los consumidores online más fieles, ya que utilizan el 20% del presupuesto total en este canal (frente al 6% que dedican los españoles).

Beneficios para las marcas

Según Kantar Worldpanel, el comercio electrónico en España apenas llegará al 1,2% en el año 2016, frente al 5,2% que se espera para el mercado global. Tal y como señala un alto directivo de Kantar Worldpanel, Stéphane Roger, el comercio electrónico supone más oportunidades que riesgos: “Existe la creencia de que reduce el gasto y la fidelidad, y de que canibaliza las ventas de las tiendas físicas, pero esto está lejos de la realidad”, señala Roger convencido de que éstas son, precisamente, las principales oportunidades para los distribuidores y fabricantes.

Entre otros aspectos, los usuarios del e-commerce son más fieles a la cadena que aquellos que sólo compran en el offline, y dedican más presupuesto a comprar marcas líderes que marcas de la distribución.

La comodidad como factor condicionante

El perfil del usuario del comercio electrónico en países occidentales como España se caracteriza por la adquisición de productos más pesados e incómodos de llevar. En todos los países analizados por Kantar Worldpanel, las cestas online son grandes, pero en España se gasta un promedio de 70 euros, frente a los 30 de gasto en tienda física.

“Internet no es un nicho, sino una nueva forma de generar ventas, y así debería de entenderlo la industria”, afirma Stéphane Roger, quien también aclara que da un servicio de valor a los compradores que se basa en la facilidad a la hora de hacer la compra, el ahorro de tiempo y la disponibilidad horaria durante todo el día.

Noticias relacionadas

Comercio digital

Las compras espontáneas, protagonistas en el e-commerce

Oculus Rift y Gran Consumo: ¿Más allá del comercio electrónico?

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend