INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

 

La
Inteligencia Emocional (IE) se ha convertido en una de las cualidades más buscadas
en los trabajadores de las empresas. Sin embargo, la gran mayoría no invierten
ni apuestan en su desarrollo. Antes de analizar los beneficios y el impacto que
produce en la industria alimentaria debemos tener claro algunos conceptos

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

La
Inteligencia Emocional es un concepto popularizado por el psicólogo Daniel
Goleman. Este tipo de inteligencia hace referencia a los sentimientos y la
capacidad que tiene el ser humano de reconocerlos. Esto implica el
reconocimiento y el descubrimiento de las emociones tanto en uno mismo como en
cualquier otra persona así como ser capaz de manejarlos para crear y gestionar
relaciones personales.  

BENEFICIOS DE LA INTELIGENCIA
EMOCIONAL

1-Efecto positivo en la autoestima
y mejora en la toma de decisiones:
las personas que
tienen un alto grado de autoconocimiento adquieren una gran seguridad en ellas
mismas capaz de resolver Distintas situaciones cotidianas. A su vez, el
conocimiento personal de los puntos fuertes y débiles de uno mismo ayuda a
tomar mejores decisiones

2- Mejora el rendimiento laboral:
hablaremos más detalladamente de este beneficio en otro apartado más adelante

3-Disminuye el nivel de estrés: una
buena gestión emocional te permite canalizar los sentimientos negativos y
favorecer los positivos. En cuanto al estrés, la inteligencia emocional es
imprescindible para evitar provocar estrés y promover la creación de un entorno
emocional positivo que nos proteja del desgaste del día laboral. 

4-Mejora las relaciones: gracias al
autoconocimiento y la gestión de emociones podrás entender mejor los conflictos
y te ayudará a resolverlos.

5- Aumenta el desarrollo de
influencia y liderazgo:
estas dos capacidades son
imprescindibles en la figura del líder

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EN EL
MUNDO LABORAL?

La
era tecnológica ha transformado el conocimiento informático, cualidad muy
importante y valorada en el pasado, en una cualidad básica y necesaria que todo
trabajador debe tener. Esto se debe a la gran 
informatización  y mecanización de
las empresas  gracias a la
aplicación  de Internet.

Sin
embargo, la rápida comunicación entre la empresa y  los clientes no  lo es todo en un negocio ya que es necesario
establecer una conexión con los consumidores. Por esta razón, las empresas
necesitan trabajadores capaces de desarrollar una conexión profunda y
personalizada con los clientes. Debido a esto, la mayoría de  los directivos prevén que esta cualidad se
convierta en un imprescindible para los trabajadores dentro de 5 años.

Además,
este tipo de inteligencia es muy útil para la organización de trabajos y
aumentar la productividad. Sin embargo, si el entorno de trabajo es nefasto
puede provocar una disminución de la Inteligencia Emocional favoreciendo la
aparición del estrés y del síndrome del quemado.

BENEFICIOS DE LA INTELIGENCIA
EMOCIONAL EN EL MUNDO LABORAL

1-Aumento en la productividad:
varios estudios han constatado que las personas que poseen gran nivel de
Inteligencia Emocional rendían un 25% más que el resto de los
trabajadores.  Por consiguiente, el
número de ventas también era más elevado.

2-Aumento en la satisfacción
personal
: cuanto mejor sea el entorno de trabajo y más se
ajusten las tareas a las expectativas de los trabajadores más felices se
encontrarán.

3- Mejora en habilidades
personales:
las personas que tienen un mayor grado
de Inteligencia Emocional son capaces de manejar mejor situaciones difíciles ya
que poseen una mayor capacidad de comunicación con el resto de
trabajadores.  

4-Mayor calidad en el servicio de
atención al cliente:
los empleados con mayor Inteligencia
Emocional comprenden mejor las necesidades y sentimientos que tienen los
clientes. Por esta razón, son más idóneos para establecer conexiones.   

CONSEJOS PARA APLICAR LA
INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

La
industria alimentaria es un tipo de negocio dedicado al sector de la
agricultura y por lo tanto necesita una buena plantilla de trabajadores con
Inteligencia Emocional. En este apartado te mostramos algunos consejos para
aplicar la inteligencia emocional en el sector agrícola pero también sirven
para cualquier otro sector.

  1. Aprender a controlar las emociones
    dentro del trabajo:
    por mucho que a veces nos superan
    debemos mantener la racionalidad por encima de ellas.
  • Estar siempre dispuesto a escuchar:
    una persona con inteligencia emocional debe interesarse de verdad por los
    compañeros del trabajo para poder ayudarle a resolver problemas, tanto si es un
    problema personal como no, y así poder crear una esfera positiva y de confianza
    entre los trabajadores.
  • Ser empático:
    un jefe con inteligencia emocional sabrá el impacto que causan sus palabras en
    los trabajadores ya que es capaz de 
    ponerse en el lugar de la otra persona. Esta cualidad te permite pensar
    sobre la influencia que tienes sobre otras personas y  en su reacción.
  • Ser autocrítico:
    repasar tus propias acciones te permitirá analizar los hechos te permitirá
    alcanzar otros puntos de vista y te dará  respuestas diferentes y mejores sobre una
    situación para actuar la próxima vez. Por ello, las experiencias vividas y el
    análisis de las reacciones en las personas favorecen la concienciación y la
    búsqueda de nuevas soluciones.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend