La importancia del ‘on-the-go’

on-the-go

 

Comer sobre la marcha, o como mejor se le conoce estos días ‘on-the-go’, se ha convertido en una parte importante de nuestras vidas ya que gran parte de la sociedad vive con prisas cada día y el tiempo para una comida conocida como ‘tradicional’ es normalmente escaso. Por ello las ventas de productos tipo snack, preferentemente las patatas fritas o snacks salados, se han visto impulsadas al consumo por la creciente demanda de comida y bebida ‘on-the-go’.

Según ha analizado IRI, experto en tecnología para las industrias de consumo, este tipo de productos han sido los más vendidos en el año 2017 en los seis países más grandes de Europa (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España y Holanda); esto ha sido una factor clave para que estos alimentos de temperatura ambiente llegaran a sumar un total de 96.000 millones de euros, con un crecimiento (sobre todo en Alemania y Holanda) de una media de 1,4%, 2,3% frente al año anterior.

Con una venta de 6.300 millones de euros, las patatas fritas y los snacks salados siguieron el mismo impulso en todos los países, situándose incluso en el top 10, año tras año. En Italia, además, la consumición de esta categoría se desarrollo más rápido, con unos volúmenes subyacentes de hasta un 7,5% en diferencia al año anterior, incitado por una tasa de venta en pleno crecimiento.

Los consumidores cuidadosos con su salud

Aunque ahora la comida sea para llevar y esto conlleve a una preparación más ligera o envasada, esto no quita que los consumidores no sean cuidadosos con su salud. Sus elecciones de comida se basan cada vez más en productos orgánicos, vegetariano o sin gluten.

En el estudio de IRI también se muestra que los consumidores prefieren productos más ligeros y sanos, entrando en el grupo de los snacks más elegidos: la fruta, los frutos secos, palomitas, patatas horneadas o chips de vegetales. Además en el análisis también se señala que los volúmenes de agua embotellada están aumentando en todos los países (+3,3% versus -3,4% año tras año), lo que nos lleva a pensar que los consumidores cada vez se preocupan más por mantenerse rehidratados y eliminar toxinas, en general una buena forma de mantener su cuerpo sano y un bienestar general. La disminución de compra de bebidas con gas llega a ser aún mayor en Reino Unido por la introducción de un nuevo impuesto en refrescos y los aumentos sugeridos por Francia.

Según indica el Senior Regional Insights Manager de IRI “La portabilidad y un packaging de cierre hermético, por ejemplo, son ventajas de un valor cada vez mayor al aportar comodidad para el consumidor on-the-go. Pero necesitarán equilibrarlo con la demanda de opciones más saludables, ya que los snacks azucarados se están convirtiendo en menos atractivos para los compradores, y ofrecer alternativas más adaptadas para el picoteo sin remordimientos, como los frutos secos y las semillas, la fruta y las palomitas”.

 

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend