Heineken y la botella que guiaba a los turistas hacia el museo Heineken Experience

 

Las estrategias de marketing aplicadas a las redes sociales y a la sociedad de la imagen son cada vez más utilizadas por parte de pequeñas y grandes empresas con el fin de conseguir un incremento exponencial de la notoriedad de marca  y, por tanto, también un aumento en las conversiones y ventas. En este sentido, una de las estrategias que mejor está funcionando a las firmas es el conocido como marketing viral, que consiste en aprovechar al máximo los beneficios que aportan las redes sociales a través de los procesos de replicación.

Está claro que la técnica boca a boca, utilizada desde tiempos inmemoriales para conseguir notoriedad de marca y ventas, ha renacido vestida de píxeles y con una capacidad y rapidez de expansión nunca vista. Por si esto fuera poco, el marketing viral aporta un valor añadido que su antecesor de siglos pasados ni siquiera imaginaba que existía: ofrece a los responsables de la acción un conjunto muy valioso de conocimientos acerca del comportamiento de los consumidores, algo que les permite redefinir la estrategia comunicativa de la marca.

Heineken Experience

Una de las últimas acciones de marketing viral que ha llamado la atención tanto del consumidor como de los medios especializados es la que ha impulsado la cervecera Heineken a través de los creativos de la agencia JWT Amsterdam, quienes han aprovechado el museo interactivo que la firma tiene en la capital de Países Bajos para dar vida a una acción de street marketing.

Esta exposición, conocida como Heineken Experience, está ubicada en lo que en su día fue la primera destilería que utilizó Heineken allá hacia 1867 y muestra de manera interactiva al visitante la historia y las anécdotas que rodean a la marca verde por excelencia. Sus visitantes tienen la posibilidad de conocer a fondo, con tan sólo un paseo por las instalaciones, tanto el proceso de fabricación de la cerveza como la evolución de la marca.

‘The bottle with a mission’

Con el fin de dar a conocer la existencia de este singular museo como atractivo turístico de la ciudad de Ámsterdam, los creativos de JWT situaron un gran número de botellas de cerveza Heineken en diferentes puntos de la ciudad con el fin de que viandantes y turistas se hicieran eco de su presencia y las cogieran. Pero estas botellas no contenían  cerveza, sino que albergaban en su interior un localizador GPS que indicaba a los viandantes a través de luces y vibraciones un camino muy específico a seguir, el que llegaba hasta el museo Heineken Experience.

Esta acción de street marketing, que ha sido bautizada como ‘The bottle with a mission’ (la botella con una misión), ha sido recogida por la marca en un vídeo que se está replicando a través del canal online. Según señala la propia compañía cervecera, el objetivo no era otro que potenciar las visitas al museo en 4D de Heineken, un museo que sólo el pasado año recibió a más de setecientos mil turistas.

Noticias relacionadas

Heineken, cuando de la gamificación nace un cortometraje

Heineken homenajea a las ciudades en su nueva campaña

Neuromarketing: la Cátedra Heineken de la UPV publica sus primeros resultados

 

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend