lunes, mayo 17, 2021

    Queso Tetilla D.O.

    0

    Queso Tetilla es un queso que se elabora a partir de la leche pasteurizada de vaca exclusiva de las razas Frisonas, Pardo-Alpina y Rubia Gallega, asimismo se permiten el cruce entre sí para obtener la materia prima adecuada. La zona geográfica ocupa todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia.

    Es uno de los quesos más representativos de la gastronomía en la zona de Galicia, es por ello, que es amparado por una Denominación de Origen Protegida desde 1992.

    Para la obtención final del producto se deben realizar una seria de fases consecutivas que otorgan características específicas al Queso Tetilla:

    • Su forma peculiar cóncava-convexa.
    • Presenta una corteza elástica y fina, con un color amarillento que no tiene mohos.
    • Presenta una pasta uniforme, cremosa y al cortarse es blanda.
    • En ocasiones presenta ojos de forma irregular o no presenta ninguno.
    • Su olor recuerda a la leche fresca de vaca, con un toque ligeramente acido.
    • Sabor es salado pero no en exceso y es acido.
    • Presenta un peso aproximado 0,50 a 1,5 kg.
    • Su forma de comercialización viene dado por piezas que inician desde 1 kilogramo.

    Para la elaboración del Queso Tetilla se sigue una serie de procedimientos. Se comienza tomando en cuenta la materia prima a usar, la cual debe estar libre de calostro o cualquier impureza que afecte el resultado final del producto. Dichos procedimientos serán supervisados con la finalidad visualizar que se cumplan los requisitos previos.

    La leche se cuaja mediante el proceso de coagulación, se calienta la cuajada bajo temperaturas que oscilan entre 28°C y 32°C aproximadamente entre 30 y 60 minutos (no excederse). Este proceso se elabora con un cuajo animal o enzimas que estén autorizadas que no interfieran en los siguientes procesos.

    Posterior se realizan los cortes de la cuajado obteniendo el tamaño de los granos adecuados para que se realice el desuerado, de este modo junto con el lavado se obtendrá la firmeza del grano para ser llevado a los moldes correspondientes, las cuales tienen las dimensiones y forma tradicional del queso.

    Lugo se llevan a la fase del prensado, no hay tiempo específico simplemente se busca que el producto suelte todo el suero que le queda. Se prosigue sumergiendo en salmuera las piezas de queso por aproximadamente 24 horas.

    Para finalizar se lleva a cabo la maduración, la cual es realizado en sitios acondicionados, frescos y húmedos que proporcionen la conservación del queso. El tiempo aproximado es como mínimo 8 días y máximo 30 días.

    Dentro del área gastronómica es un acompañante perfecto para degustarse en lugares frescos, su textura cremosa hace un aliado perfecto para pan tostado, frutas o cremas, asimismo figura entre vinos tinto.

    Para su comercialización es fundamental que presente la etiqueta con la D.O.P “Queso Tetilla” y el logotipo correspondiente que ampare la autenticidad del producto, asimismo todo este proceso es avalado por el Consejo Regulador.