domingo, mayo 16, 2021

    Queso de Murcia al Vino D.O

    0

    Queso de Murcia al Vino es un queso que se elabora con leche de cabra pasteurizada y el cual es amparado por una Denominación de Origen Protegido. Su zona de producción se ubica en la región de Murcia, España.

    El Queso de Murcia al Vino presenta una serie de características que lo definen: se conoce por ser un queso tradicional de la región de Murcia, es graso, posee una pasta prensada, que no es cocida. Su forma determinada es cilíndrica, con laterales que se redondean. El color que presenta la corteza es granate que es parte del vino tinto que usa cuando se lava el queso. Medida del periodo de maduración disminuye el grado de acidez, pero su grado de sal aumenta al igual que su aroma. Presenta un textura cremosa, al cortarse se nota lo compacto de la pasta y su color blanco.

    El proceso para elaborar el Queso de Murcia comienza a medida que se alimenta correctamente a las cabras y se le brinda el cuidado específico para que mantengan un bienestar estable. La raza exclusiva para la producción de materia prima proviene de la cabra Murciano-Granadina, las cuales son supervisadas para cuidar la calidad de crianza. Se utiliza primordialmente alimentos que no afecten la recolección del producto y que no altere el resultado final del queso.

    Posteriormente se conocen las siguientes fases para el proceso de elaboración:

    • Filtrado y cuajado de la leche: se realiza el filtrado de la materia prima para eliminar cualquier impureza. Para realizar el cuajado se usa un cuajo animal o enzimas que estén autorizadas.
    • Cortes y lavado: se someten a ciertos cortes para que los granos tomen el tamaño indicado, se ese modo se realiza el proceso del lavado en el cual se extrae aproximadamente el 15% del suero.
    • Recalentado y grano de la cuajada: se eleva la temperatura entre 3°C a 5°C, de este modo el recalentado funcionara a la perfección. Para trabajo del grano se realiza con menos fuerza, obteniendo menos consistencia que el “Queso de Murcia”.
    • Moldeado y prensado del queso: ya eliminado cualquier cantidad de suero se llevan a moldes que no poseen ningún grabado, se vierte la cuajada en su forma característica: moldes lisos cilíndricos. El presando dura aproximadamente de 2 a 4 horas hasta que el queso consiga el pH indicado.
    • Salado y maduración del queso: para la finalización del proceso de sumerge en salmuera por 20 horas aproximadamente. Posterior se deja madurar por 45 días, ya que se maceran en vino tinto dependiendo del grado de maduración.

    Dentro de la gastronomía tradicional, se conoce al Queso de Murcia al Vino como un acompañante exquisito, es bañado con vino tinto de las mejores producciones de Jumilla. Se puede degustar en las mesas con guarniciones como pan, frutas, aceitunas, aceite de oliva o vinos tintos que compacten los sabores y aromas.