Freixenet cumple 100 años con una campaña de RSC que convierte el cava en arte

 

 

La relación del arte con el marketing ha dejado una huella indeleble en multitud de marcas; no hay más que echar un vistazo a las botellas del vodka Absolut o a la historia de la marca de sopas y caldos Campbell; incluso la multinacional McDonald´s ha sucumbido de manera reciente a la idea de impregnar su imagen con el arte de artistas del siglo XXI.

Entre esas marcas también se encuentra Freixenet, que el pasado mes de febrero inauguró en el Centro de Arte y Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza la exposición ‘Burbujas Solidarias: 100 botellas, 100 artistas, 100 años de Freixenet’, una exposición compuesta por un centenar de botellas muy especiales del conocido cava con la que se pretendía recordar al consumidor la longevidad de la reconocida firma catalana.

La exposición, cuyas botellas han sido decoradas por un centenar de artistas de renombre, ya ha estado en el Centro Cultural El Matadero de Huesca, en la ciudad condal con motivo de la celebración de Alimentaria 2014, o en el Shopping Resort Puerto Venecia de Zaragoza, pero todavía tiene mucho camino por recorrer.

Arte y RSC

Los objetivos que se persiguen cuando se crea una obra de arte pueden ser muchos y variados, pero lo indudable es que la creación artística siempre dispone de razones o metas. En este caso, Freixenet ha dado vida a esta campaña con el objeto de potenciar su imagen de marca con unos valores muy concretos que se inscriben dentro de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

En concreto, cada una de estas botellas convertidas en auténticas obras de arte podrá ser adquirida por cualquier consumidor a un precio simbólico de 150 euros la unidad. El dinero que se recaude de esta acción será donado por Freixenet a FEAPS-Aragón, la Confederación Española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo.

Arte aragonés

Los autores que han firmado cada una de las botellas de cava son pintores, escultores, fotógrafos, diseñadores gráficos o incluso arquitectos originarios de Aragón que han querido dejar su huella en una muestra moderna, actual, singular y única que posiciona a Aragón en el punto de mira del arte vanguardista.

A partir de ahora, esta exposición parte hacia otros puntos de España como Navarra, Cataluña, Cantabria o País Vasco para regresar a su punto de partida, Zaragoza, lugar en el que Freixenet hará entrega a FEAPS-Aragón del importe recaudado con la venta de las botellas.

Noticias relacionadas

Freixenet celebra su centenario con cien botellas llenas de arte aragonés

Absolut Vodka: Cuando el marketing se convierte en arte

Estrella Damm lanza una campaña para apoyar las artes escénicas

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend