El fraude del pan integral en España

 

El pan integral que se consume en España de forma diaria no es lo que la ley establece bajo la denominación de pan integral. Este es el principal resultado que se ha podido comprobar en el último reportaje de En el punto de mira de la cadena de televisión Cuatro, un trabajo que permitió vislumbrar que el etiquetado de los productos deja mucho que desear y que se puede expresar como un caso de fraude masivo.

Desde la OCU se denuncia que se está ‘engañando a los consumidores’. En el propio programa se puede apreciar que el mismo director de de I+D de Europastry, la mayor productora de pan en España, reconoció que el pan integral “posiblemente no se está haciendo como la ley lo está notificando”. También destaca la franqueza de Ceopan, que afirmó que “durante muchos años” no ha habido preocupación por la calidad del pan que se ofrece a los consumidores.

Desde el pasado 17 de diciembre se puede leer en el BOE la norma de la calidad de las harinas, las sémloas y otros productos de molienda de cereales. Se puede apreciar que la definición de harina integral difiere mucho con lo que las empresas ofrecen al consumidor. Las empresas descartan el germen, que es la parte del grano con más nutrientes, porque enrancia la harina y provoca que se conserve menos tiempo.

En el reportaje se puede apreciar que todo el pan integral que consumen los usuarios de España no tiene ningún tipo de germen, esto se realiza para abaratar los costes, para vender a mejor precio y para que el pan tenga una capacidad de conservación mucho mayor. En resumen, es mucho más eficiente y barato, pero también es menos sano que si se realizara como indica la ley.

La investigación del equipo del programa se centra especialmente en los panes integrales que se pueden adquirir en los supermercados. En el packaging se informa acerca de otros productos como panes integrales, en sus propias etiquetas es muy fácil comprobar que no disponen de la harina integral como ingredientes. En el programa se preguntó a algunas compañías de distribución que indicaron que se comprometen a trabajar en un nuevo etiquetado más claro.

CEOPAN

La Confederación Española de Organizaciones de Panadería (Ceopan) también interviene en el programa y muestra su lado más crítico con el pan que se facilita a los consumidores, reconociendo abiertamente que existe un fraude premeditado. Se explica que durante muchos años no se ha preocupado por la calidad, lo que ha provocado que existan productos en el mercado que reciben el nombre de pan de masa madre, pan integral o pan artesano que no identifican al producto que se consume.

Noticias Relacionadas

El pan a debate

Los españoles y la marca blanca

Merma la capacidad adquisitiva del consumidor de España

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend