Escándalo en Brasil por adulterar la carne

 

Brasil unos días convulsos debido a un escándalo que ha salpicado a la cadena alimentaria, especialmente a uno de sus productos estrella, las carnes. La policía ha desvelado el mayor operativo de su historia para desmantelar una trama de adulteración de carnes en la que participaban las compañías JBS y BRF, que exportan carnes de diferentes tipos de lugares como Asia o Europa.

La policía ha puesto sobre la mesa el ‘modus operandi’ que utilizaban y era un auténtico sistema en el que este tipo de empresas pagaban sobornos a fiscales del área de sanidad del Ministerio de Agricultura, de esta forma se autorizaba la venta de carnes caducadas, incluso se ha podido rescatar carne de animales muertos por dolencias.

En las investigaciones se ha podido comprobar que la adulteración de la carne incluía aditivos químicos como el ácido ascórbico, se cambiaba el embalaje de las carnes, se insertaban cartones entre los pollos e incluso venta de cabeza de carne de cerdo para la tradicional ‘linguica’. Incluso se permitió la adulteración de productos como las salchichas y otros embutidos de grandes marcas.

Carne Podrida

Esta operación se ha denominado como Carne Podrida, la policía ha desplegado más de mil agentes en la capital Brasilia y en diferentes estados del país para frenar este tipo de prácticas. El caso incluso ha manchado a políticos de alto rango, esta trama implica a Osmar Serraglio, Ministro de Justicia, que fue citado por su presunta vinculación con uno de los funcionarios corruptos con quien habló por teléfono y que los investigadores tienen grabado.

La policía también ha revelado que una parte del dinero de estas mordidas iba destinada para diferentes partidos políticos, entre los que se encuentra el PMDB y el Partido Progresista. BRF, una de las compañías implicadas, ha realizado un comunicado en el que niega que los operarios de sus plantas pusieran cartón en sus productos y comenta que todo es debido a un gran malentendido en el audio que ha captado la policía.

Desde JBS también se ha informado que su empresa es la que más interesada está en el fortalecimiento de las inspecciones sanitarias en Brasil, también ha comentado que los casos comentados sobre los productos alterados no implican a ninguna de sus marcas comerciales. También recuerda que durante los dos últimos años sus unidades se han sometido a 340 auditorías relacionadas con la calidad de sus productos.

Noticias Relacionadas

¿Cómo se compra carne en España?

Arabia Saudí permite por primera vez la importación de carnes españolas

OECE-Confecarne promociona las carnes españolas en FMA China

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend