¿En qué país se come mejor?

 

 

Para poder comprender los desafíos a los que se enfrenta la población a la hora de ingerir y acceder a los alimentos, la conocida organización internacional de promoción del desarrollo Oxfam. Esta institución ha realizado un análisis de 125 países para así determinar qué país del mundo es el mejor o el peor para comer.

El informe recibe el nombre The Good Enough to Eat Index y se ha elaborado a partir de cuatro preguntas y diferentes parámetros: ¿Tiene la población suficientes alimentos para comer? La respuesta a esta pregunta se ha realizado a través de los niveles de desnutrición y el peso de los niños. ¿Pueden las personas permitirse el lujo de comer? La respuesta se ha realizado mediante el nivel del precio de los alimentos al compararlos con otros bienes y servicios, además de la volatilidad del precio de la alimentación.

¿Es la comida de buena calidad?  Esta es la tercera pregunta que se han planteado y para responderla se ha medido la variedad alimentaria y el acceso al agua de calidad. Para terminar este informe se ha realizado una cuarta pregunta centrada en la salud y en la alimentación: ¿Cómo afecta el tipo de dieta a la salud de las personas?, la respuesta se ha obtenido tras la medición de los índices de obesidad y diabetes.

Resultados

Según los datos de Oxfam, este informe permite establecer una retrospectiva de la situación alimentaria en el mundo. Muchos de los países que podían establecerse en los primeros puestos de esta índice han caído varios puestos por sus altos niveles de diabetes y obesidad, por lo que se puede establecer que los habitantes se alimentan con productos que resultan poco saludables y que no forma parte de una dieta sana y equilibrada. Otros países han caído en la clasificación por tener un precio elevado de los alimentos y por su volatibilidad, un ejemplo claro de esta situación son el Reino Unido y Estados Unidos.

En el primer puesto de la clasificación se sitúa Holanda, un país donde los alimentos son más económicos, el índice de diabetes es reducido y existe una gran disponibilidad alimentaria con estabilidad en los precios. Tras Holanda se sitúan Francia y Suiza y con una puntuación menos Austria Bélgica, Dinamarca y Suecia, todos estos países cuentan con un nivel de diabetes bajo, existe un buen acceso al agua potable y los alimentos son más económicos.

Países como el Chad se sitúan en el otro extremo de la clasificación, en el país africano los alimentos tiene poco valor nutricional, precios elevados y un acceso a las condiciones sanitarias muy limitado, esto provoca que uno de cada tres niños tenga desnutrición.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend