‘El e-commerce en Gran Consumo’, prejuicios y ventajas

 

El e-commerce aplicado al ámbito del gran consumo aporta un valor adicional tanto al consumidor como a los distribuidores y fabricantes, ya que es un método fácil y rápido de utilizar, y está disponible durante las 24 horas del día. Además, el comercio electrónico genera fidelidad y un negocio adicional al canal offline, ya que captura a compradores de alta calidad. Estas son algunas de las conclusiones más relevantes a las que ha llegado Kantar Worldpanel con su informe ‘El e-commerce en Gran Consumo’.

Se trata de un nuevo modelo, de una nueva herramienta para comprar y vender que beneficia a todos los agentes del sector del gran consumo; el e-commerce se ha convertido durante los últimos años en toda una realidad que genera suculentos beneficios y que aporta valores añadidos tanto para el consumidor como para el fabricante y el distribuidor. Ahora bien, existen todavía un conjunto de obstáculos que impiden extraer el máximo potencial al nuevo entorno comercial online. La consultora Kantar Worldpanel identifica esas barreras en el informe como las ‘7 mentidas del e-commerce’. A continuación se muestran algunos de los más relevantes:

Rentabilidad y fidelización

En el comercio electrónico es preciso huir de ciertos prejuicios que impiden la materialización de una idea empresarial. Dos de estos prejuicios se identifican con las ideas de que el e-commerce no es un modelo comercial rentable y que además no propicia la fidelidad del cliente. Ninguna de estas ideas se corresponde con la realidad: el comercio electrónico aporta rentabilidad si se sabe manejar (Tesco online, por ejemplo, aporta más beneficios a la firma británica que sus propias superficies físicas), y los hogares que compran a través de tiendas e-commerce suelen repetir y ser leales a la marca, tal y como muestra el ejemplo de Francia, donde 3 de cada 10 euros invertidos en gran consumo proceden del canal online.

Nunca es tarde

Otro de los prejuicios que entorpece la inversión en comercio electrónico consiste en creer que el pastel ya está repartido. Es cierto que las firmas que más facturan a través del canal online son aquellas que se convirtieron en pioneras, como por ejemplo Auchan y Lecrerc en Francia o Tesco en el Reino Unido, pero también es cierto que el fenómeno e-commerce es imparable, y que los consumidores cada vez lo demandan más y lo prefieren al offline. Sin ir más lejos, la facturación mundial en e-commerce ha aumentado un 31% durante los últimos 12 meses, y los pronósticos indican que para el próximo 2016 la facturación mundial del sector gran consumo a través de comercio electrónico en el mundo aumentará más del 5%.

Las marcas son reacias

A pesar de que algunas grandes firmas del sector del gran consumo todavía son reacias a la utilización del comercio electrónico, lo cierto es que el canal online es más afín a la marca que el offline, tal y como muestran las cifras: son las grandes firmas las que acaparan el 44% del gasto total que se realiza a través de la red frente al 21% del canal offline. Una de las causas que explicarían este hecho se basa en que el 55% de los consumidores online utiliza siempre el mismo patrón de compra, lo que contribuye a que se compren siempre los mismos productos y marcas.

Noticias relacionadas

Kantar Worldpanel analiza el e-commerce en el Gran Consumo

Kantar Worldpanel y las actitudes del shopper ante la distribución

Las compras espontáneas, protagonistas en el e-commerce

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend